Gobierno de Guerrero incumple con su parte: Fonden

El gobierno de Guerrero debe encontrar los mecanismos necesarios para financiar el apoyo que le corresponde para atender las emergencias que se presentaron este año, señaló el director general del Fondo de Desastres Naturales (Fonden), José María Tapia Franco.

Conforme a las reglas de operación del Fonden la atención de las emergencias y rehabilitación de la infraestructura dañada, el gobierno del estado tiene la responsabilidad de cubrir el 50 por ciento de las obras estatales, pero hasta el momento no ha cumplido con dicha obligación.

El funcionario dijo que el caso de Guerrero es excepcional, pues en 2013 el Congreso de la Unión autorizó el Fondo Guerrero por siete mil millones de pesos para garantizar su coparticipación ante su incapacidad para cumplir con este compromiso, ante la emergencia por el paso de la tormenta tropical Manuel.

No obstante, recalcó que en este año ya se sumaron otros desastres, como sismos y fenómenos meteorológicos, que dañaron infraestructura, lo que es necesario atender, por lo que es responsabilidad del gobierno de Guerrero contar con los recursos correspondientes a su coparticipación.

Tapia Franco subrayó que el gobierno de Guerrero debería buscar, en el ámbito de su autonomía y soberanía, los mecanismos para enfrentar los próximos fenómenos naturales, y alguna forma de administrar y prevenir los riesgos, como buscar pólizas de seguro que cubran los daños de mejor manera.

También, con mecanismos fiscales o de deuda que no impacten a la ciudadanía, bajo el nuevo modelo fiscal que estipula la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), o cualquier otra forma de solventarlo, dijo.

"Nos preocupa que ya viene una nueva temporada de lluvias", y aunque las obras del gobierno federal avanzan, "vemos con preocupación que ante estos nuevos embates se puede quedar desprotegida un porcentaje de la ciudadanía".

El titular del Fonden, apuntó que por ahora sólo queda esperar que el gobierno estatal decida cómo va a garantizar sus coparticipaciones y que empiecen las obras y acciones de reconstrucción.

José María Tapia recordó que durante el 2013, el Fonden atendió 51 declaratorias de desastre en 688 municipios de 24 entidades, lo que significa que entre los meses de septiembre y noviembre había al menos 20 estados con esta declaratoria al mismo tiempo.

En lo que se refiere a declaratorias de emergencia, indicó que se emitieron 106, en beneficio de dos millones 926 mil 871 personas, y el que el monto autorizado para rehabilitar infraestructura fue de 44 mil 903 millones de pesos a cargo del Fonden, y 12 mil 824 millones de pesos a cargo de las entidades federativas.

Recalcó que a partir de la presente administración, el plazo para autorizar estos recursos va de entre 12 a 20 días, cuando antes este proceso podía llevar de cuatro a seis meses.