Aprueban diputados reformas a Ley General de Partidos Políticos

Diputados aprobaron el dictamen que reforma el artículo 87, numerales 11, 12, 13 y 14 de la Ley General de Partidos Políticos, referente a coaliciones electorales, con 335 votos a favor, cien en contra y seis abstenciones.

Previo al dictamen, que se envió al Senado de la República para los efectos constitucionales, la propuesta de que los votos de los candidatos de coalición se cuenten también para los partidos políticos, enfrentó al Partido Acción Nacional (PAN) con las demás fuerzas políticas representadas en el Pleno de la Cámara de Diputados.

El documento provocó el rechazo total de la banca panista, que incluso decidió retirarse de la discusión y análisis de los dictámenes de leyes secundarias en materia de reforma energética, pues propone que los votos que logre un candidato de coalición se repartan en forma equitativa entre los partidos abanderados.

Precisa que concluida la etapa de resultados y de declaraciones de validez de las elecciones, terminará automáticamente la coalición por la que se hayan postulado candidatos, en cuyo caso los candidatos de la coalición que resulten electos quedarán comprendidos en el partido político o grupo parlamentario que se haya señalado en el convenio de coalición.

Establece que la suma de los votos, tratándose de coaliciones, debe generar todos sus efectos respecto de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales.

También determina que en el escrutinio y cómputo, tratándose de partidos coaligados, si aparece cruzado más de uno de sus respectivos emblemas, se asignará el voto al candidato de coalición.

En su caso, se sumarán los votos que hayan sido emitidos a favor de dos o más partidos coaligados y que por esa causa hayan sido consignados por separado en el acta de escrutinio y cómputo de casilla.

Indica que la suma distrital o municipal de los votos se distribuirá igualitariamente entre los partidos que integran la coalición; de existir fracción, los votos se asignarán a los partidos de más alta votación.

Este cómputo será la base para la asignación de representación proporcional u otras prerrogativas, y establece que cada uno de los partidos coaligados deberá registrar listas propias de candidatos a diputados federales o locales por el principio de representación proporcional y su propia lista de candidatos a senadores por el mismo principio.

Al fijar postura por parte del PAN, el diputado Fernando Rodríguez Doval, argumentó su rechazo al dictamen aduciendo que servía para apoyar "partidos parásitos".

"Quiero dejar claro que Acción Nacional no se opone a las coaliciones, no se oponen a las alianzas electorales, mucho menos nos oponemos a la pluralidad política, a lo que sí nos oponemos es a que existan partidos parásitos y utilicen las figuras de las coaliciones para lucrar políticamente y obtener recursos públicos y representación política que no les corresponde".

Según Rodríguez Doval, existía un acuerdo con las fuerzas políticas en materia de política electoral, por el que se había aprobado en el artículo 87 de esta ley que los votos del candidato sólo contaran para él.

Mientras, el PRI, en voz del diputado por Nuevo León, Héctor Gutiérrez de la Garza, indicó que es difícil hacer uso de la tribuna llamando al diálogo y a la civilidad cuando hay calificativos que no se pueden tolerar.

"No es posible que un país que requiere de acuerdos hagan uso de esta tribuna para ofender", y sostuvo que "el chantaje nunca ha sido parte de cualquier acuerdo en ninguna parte de este país", pues la reforma electoral se decide electoralmente.

Los diputados que defendieron este dictamen y lo apoyaron fueron priista, perredistas, del Partido del Trabajo, Nueva Alianza, Verde Ecologista (PVEM) y Movimiento Ciudadano. El debate empezó a las 14:50 horas y concluyó a las 18:00 horas.