Con el cambio de San Luis a Chiapas y La Piedad a Veracruz se concretaron los últimos movimientos en la Liga MX para el Torneo Apertura 2013, que marca el regreso de Tiburones Rojas al máximo circuito.

Después de once años de pertenecer Jaguares de Chiapas a la afición local, el lunes de la semana pasada se anunció su venta para convertirse en Gallos Blancos de Querétaro y cubrir el vacío que dejó el club de ese mismo nombre, que descendió de la Primera División del futbol mexicano.

Ocho días después, el gobernador chiapaneco Manuel Velasco informó a través de su cuenta de Twitter que "seguirá el futbol de Primera División en Chiapas" y se confirmó que es San Luis, que deja la sede de San Luis Potosí por la de Tuxtla Gutiérrez, donde jugará en el estadio Víctor Manuel Reyna.

La Piedad, el equipo recién ascendido a la Primera División, pasará a la plaza del Puerto de Veracruz, para jugar en el estadio Luis "Pirata" Fuente, esto por la buena relación que existe entre Fidel Kuri y el gobierno veracruzano.

"Tenemos equipo en Primera División!!!! Arriba los Tiburones Rojos de Veracruz!!!! Felicidades a la afición jarocha, se lo merecen", escribió esta noche en su cuenta de Twitter el gobernador veracruzano Javier Duarte.