La poeta mexicana Mariana Bernárdez (Ciudad de México, 1964) afirmó que la creación poética, en su caso particular, "es la respuesta a una vocación, más que a una motivación", y que su lectura es totalmente diferente a lo que se ha conocido sólo como "lectura".

Al participar esta noche en la sesión del ciclo "Poesía, lectura en voz de sus autoras", al lado de la también poeta Zazil Collins, Bernárdez sostuvo que leer es una acción diaria. "Todo el tiempo estamos leyendo personas, situaciones y contextos".

Ante sus escuchas, en el Centro de Creación Literaria Xavier Villaurrutia (CCLXV), puntualizó que la lectura de poesía es abordar un problema actual de modo distinto a la lectura común, "porque la poesía es diferente a otra forma de hacer arte, ya sea cine, pintura o escultura, aunque siempre se llega a un acto de interpretación; porque leer es algo innato".

Mariana Bernárdez compartió, con el público que asistió al acto organizado por el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) a través de su Coordinación de Literatura, algunos poemas recientes y de sus últimos libros, como "Trazos de esgrima", "Alguna vez el ciervo" y "Simetría del silencio", entre otros más.

Entre lectura y lectura, entre líneas, la escritora de sólida formación académica consideró que contar con un foro de expresión, donde interactúan el público y los creadores literarios, genera un espacio de discusión posible que resulta muy positivo. "Es acercar al público al placer de la lectura", dijo.

Bernárdez, quien cursó la carrera de Ciencias de la Comunicación en la Universidad Anáhuac, la maestría en Letras Modernas, el Doctorado y la Maestría en Filosofía en la Universidad Iberoamericana, efectivamente se acercó esta noche a todos sus lectores a través de la palabra escrita y hablada.

El ciclo permite escuchar y ver a las poetas leer su propia obra, lo que a decir de organizadores y público consultado resulta una experiencia singular, ya que se puede conocer de primera mano su verdadera entonación, la forma en que se debe gesticular en cada palabra y saber cómo se crearon los poemas.

Bernárdez salió airosa esta noche, pues tiene amplia experiencia frente a sus lectores, debido a que es colaboradora de Altertexto, Biblioteca de México, Casa del Tiempo, Pasto Verde, Expansión, La Jornada Semanal, Personal Computing México, Periódico de Poesía y otros medios de comunicación.

Entre su obra poética destaca "Tiempo detenido" (1986), "Rictus" (1991), "Réquiem de una noche" (1993), "Incunable" (1996), "Alba de danza" (2000), "Sombras del fuego" (2000) "Alguna vez el ciervo" (2010), "Trazos de esgrima" (2011) y "Don del recuento" (2012), se informó antes de iniciar la sesión.

Además ella ha publicado ensayos como "María Zambrano: Acercamiento a una poética de la aurora" (2004), "La espesura del silencio", (2005) y "Bailando en el pretil" (2007). También tiene obra de varia invención, como "Todo está en línea: Conversaciones con Raúl Renán y 15 poemas inéditos" (2008).