Las principales presas del estado están a punto de secarse debido a las altas temperaturas y falta de lluvias, reveló el informe hidrológico de la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

Indicó que la presa "Pedro José Méndez" del municipio de Hidalgo, por ejemplo, tiene cinco millones de metros cúbicos de agua, es decir, está en un 16.4 por ciento de su nivel.

Señaló que esta situación afecta a 200 familias de comunidades rurales cercanas, las cuales dependen de este vaso lacustre, porque se dedican a la pesca comercial, así como a la producción de bagre en jaulas.

Explicó que con aguas de esta presa se riegan hasta cinco mil hectáreas de cultivos, las cuales se siembran dentro del ciclo primavera-verano, y no contarán con agua para el presente ciclo agrícola.

Dijo que en general las presas tienen un nivel de 56 por ciento de su almacenamiento y la tendencia a seguir bajando, según los datos técnicos de la gerencia Cuenca Golfo Norte de la Comisión Nacional del Agua a cargo de Luis Felipe Alcocer Espinosa.

Puntualizó que en la última semana la presa Vicente Guerrero contaba con un almacenamiento de dos mil 434 millones de metros cúbicos, un nivel del 62.3 por ciento; la Marte R. Gómez, 192 millones de metros cúbicos con un 23.2 por ciento, y Las Blancas cuenta con 20 millones de metros cúbicos de almacenamiento con 23.9 por ciento.

Señaló que en cuanto a las del sur del Estado, la presa Ramiro Caballero de Mante cuenta con un almacenamiento de 200 millones de metros cúbicos que equivale a 35 por ciento, mientras que la Emilio Portes Gil mantiene un almacenamiento de 92 millones de metros cúbicos, con 40 por ciento de su nivel.

Por último, indicó que el sistema lagunario del sur de Tamaulipas mantiene 297 millones de metros cúbicos, con 43.9 por ciento de su nivel.

En este con texto el dirigente del comité municipal campesino de Victoria, Ángel Lara Martínez, señaló que las lluvias que han caído en este municipio no han podido elevar el nivel en las presas locales, que se encuentran casi vacías.