Intensifica Israel operación en Cisjordania en busca de secuestrados

Las Fuerza de Defensa Israelíes (FDI) allanaron hoy casas de palestinos en toda Cisjordania y detuvieron a otras 40 personas, en el marco de la operación que tiene en curso para localizar a los tres israelíes secuestrados hace una semana en Hebrón.

Residentes palestinos en el norte de Cirjordania denunciaron que las fuerzas israelíes llevaron a cabo redadas desde anoche y hasta antes del amanecer en Nablus, cerca del campo de refugiados de Balata, donde saquearon varias casas, entre ellas las de oficiales de seguridad palestinos.

Los soldados irrumpieron también en viviendas de Naplusa, entre ellas la del líder del Al Fatah Al-Amin Jamil en el partidario del Movimiento de Resistencia Islámica (Hamas), Alaa Hassounah, quienes fueron detenidos, según reporte de la agencia Ma'an.

Las fuerzas israelíes también irrumpieron en las casas de los oficiales de seguridad palestinos en la aldea de Burka al oeste de Nablus, incluida la casa de Abdul-Rahim Seif, quien fue asesinado por las fuerzas israelíes el año pasado

Fuentes de seguridad palestinas informaron que más de 15 vehículos y patrullas israelíes asaltaron el campamento de refugiados de Jenin, lanzando varios disparos al aire, lo que provocó que hombres armados lanzaran al menos dos artefactos explosivos en su contra.

De acuerdo con el reporte de la agencia informativa palestina, las detonaciones no causaron víctimas, ni heridos, aunque cuatro jóvenes resultaron heridos, a consecuencia de los disparos lanzados por los militares israelí.

El Ejército israelí indicó por su parte en un comunicado que unos 300 palestinos salieron a las calles cuando los soldados entraron en la ciudad cerca de las 02:00 de este jueves, atacando a los israelíes con explosivos, piedras y disparos.

"Los soldados respondieron con fuego real, la identificación de éxitos", destacó el comunicado y añadió que 30 "sospechosos de terrorismo" fueron detenidos en Cisjordania, con lo que se eleva 280 el número de palestinos que han sido arrestados durante la última semana.

La operación fue lanzada por el Ejército israelí tras la desaparición hace una semana de Gil-Ad Shaer, Naftali Fraenkel y Eyal Yifrah, tres estudiantes israelíes presuntamente secuestrados por un comando armado cerca de un asentamiento judío de Hebrón, Cirjordania.

El Ejército precisó que hasta el momento, los soldados han registrado cerca de 900 localidades, sin que haya aún ninguna pista sobre el paradero de los adolescentes desaparecidos, cuyo secuestro se han atribuido varios grupos islamistas, sin que ninguno se haya confirmado.