Apoya comunidad internacional a Argentina en pelea de fondos "buitre"

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y el Premio Nobel de Economía 2001, Joseph Stiglitz, son algunas de las figuras que respaldan a Argentina en su batalla contra los fondos "buitre" que han puesto en riesgo su economía.

Argentina se convirtió en protagonista del debate financiero mundial el lunes pasado, luego que la Corte Suprema de Estados Unidos rechazara una apelación y obligara al país sudamericano a pagar mil 500 millones de dólares de inmediato a bonistas especuladores.

El fallo es de tal importancia y afecta tanto al sistema crediticio internacional que incluso entidades no precisamente amigas del gobierno de Cristina Fernández, como el Fondo Monetario Internacional (FMI), han manifestado su preocupación.

"El Fondo considera con mucho cuidado esta decisión, y como hemos dicho anteriormente, estamos preocupados por la posibilidad de implicaciones sistémicas más amplias", advirtió el FMI el martes pasado en un comunicado.

Antes, el organismo ya había anticipado que el litigio podría tener implicaciones profundas sobre futuras reestructuraciones de deudas soberanas, dando más poder a los fondos que especulan con los bonos para convertirse en fieros acreedores.

Cuando el proceso legal estaba en curso, Argentina recibió un inesperado apoyo por parte del gobierno de Obama, quien le pidió a la Corte que impidiera que los bienes del país sudamericano fueran embargados por pedido de los fondos "buitre".

De hecho, Estados Unidos formó parte del grupo de países "amicus curiae", es decir, de los testigos que argumentaron a favor de Argentina durante el juicio, al igual que Brasil, México y Francia y un grupo de parlamentarios británicos.

En ese grupo también participó el Premio Nobel de Economía 2001, Jospeh Stiglitz, conocido por sus críticas a los organismos internacionales de crédito.

Argentina recibió un último respaldo masivo el domingo pasado, durante la Cumbre del G-77, el grupo de 77 países en vías de desarrollo más China, que sesionaron en Santa Cruz, Bolivia.

"Las acciones de los fondos buitre en los tribunales internacionales han puesto de manifiesto su carácter altamente especulativo. Esos fondos plantean un peligro para todos los procesos futuros de reestructuración de la deuda", afirmó el G-77 en su declaración final.

Los fondos "buitre" son fondos de capital de riesgo o de inversión libre y consisten en la compra de deuda a una entidad o incluso a un Estado que se encuentra en una situación de debilidad o de proximidad a la quiebra.

El presidente de Uruguay, José Mujica, anunció este jueves su respaldo a Argentina porque es un fallo que "indirectamente nos pega a todos", por lo que pedirá que la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur) expida una queja formal.

"Si Argentina pasa por una coyuntura muy difícil, indirectamente va a repercutir en el resto de los países que tenemos relaciones económicas con ella, hoy o mañana nos pueden hacer lo mismo a cualquiera", señaló.