Denuncia Ecuador estancamiento de caso de Assange tras asilo

El gobierno de Ecuador denunció hoy un estancamiento en el caso del fundador del portal WikiLeaks, Julian Assange, refugiado en la embajada ecuatoriana en Londres, Reino Unido, desde 2012, de quien dijo fue abandonado por la prensa mundial.

En una videoconferencia desde Quito, el canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño censuró lo que llamó un "clamoroso silencio" de los diarios que en su momento usaron los documentos filtrados en 2010 por Assange y luego tomaron distancia.

"Ha habido un silencio clamoroso por parte de la comunidad de periodistas del mundo, salvo honrosas excepciones", sostuvo el ministro de Relaciones Exteriores de Ecuador.

Assange decidió refugiarse en 2012 en la embajada ecuatoriana por temor a su extradición a Suecia, país que lo investiga por un supuesto delito sexual, y a un eventual envío posterior a Estados Unidos, donde lo acusan de espionaje.

El experto informático, quien en 2010 reveló documentos secretos del gobierno de Estados Unidos, permanece en la sede diplomática en Londres en espera de un salvoconducto para desplazarse a Ecuador, donde se le concedió asilo.

Patiño exhortó a la comunidad mundial a unir esfuerzos para que se le respeten los acuerdos internacionales sobre derechos humanos a Assange, quien está confinado en la embajada, sin posibilidad de salir ante el riesgo de ser detenido.

"Llamo a los Estados vinculados en este caso para que atiendan los principios fundamentales de derechos humanos, a la Organización de Naciones Unidas, a las organizaciones de derechos humanos, a la sociedad a cuidar de la vida de Assange", enfatizó.

Las autoridades británicas han advertido que si el fundador de WikiLeaks sale de la embajada lo arrestarán para entregarlo a la justicia sueca, que lo requiere para que responda por supuestos delitos sexuales que Assange niega.

El martes, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, dijo que se está "jugando" con los derechos humanos de Assange, quien ha permanecido "encerrado en pequeñas habitaciones con apenas media hora para asomarse a un balcón a tomar el sol".

"La calidad de vida y la salud de Julian Assange se han agravado. Hay una responsabilidad internacional ante la vulneración del derecho de este periodista a gozar de asilo. Julian podría terminar pagando con su vida su servicio a la humanidad", sostuvo Patiño.

Assange admitió la víspera que la protección que recibe de Ecuador ha "disuadido" la persecución que según dijo, existe en su contra por denunciar cables diplomáticos y documentos sobre las guerras en Irak y Afganistán.