Impulsa Fundación Sebastián intercambios artísticos

Difundir el arte que se crea en México, así como traer creadores de otras naciones para que se adentren en el universo mexicano, es el objetivo del proyecto "Soledad", presentado hoy en la Fundación Sebastián.

Encabezada por el reconocido escultor mexicano Enrique Carbajal González, mejor conocido como Sebastián, la iniciativa busca promover intercambios de residencias artísticas entre creadores de México y el extranjero, así como una serie de cursos, conferencias, talleres y "workshops".

En rueda de prensa, Gabriela Carbajal, coordinadora del proyecto, aseguró que "Soledad" se echará a andar con la actual estancia en México de los artistas de Singapur Betty Susiarjo y Jeremy Sharma, quienes se encuentran en proceso de elaboración de sus respectivas obras.

Carbajal refirió que tras una estancia de días, los artistas asiáticos se "empaparan" del folclore y la cultura mexicana para crear ocho obras cada uno, mismas que serán exhibidas durante el 30 aniversario de la Independencia de Singapur, en la zona de Temenggong, en el citado país asiático.

Comentó que, en respuesta, los artistas mexicanos Manuel Marín y Rafael Gaytán Legorreta viajará a dicho país para repetir el proceso y realizar ocho obras que serán expuestas en Temenggong y enseguida en la Fundación del escultor mexicano.

De acuerdo con Carbajal, "Soledad" comenzó a estructurarse tras el primer intercambio de la Fundación Sebastián en 2011, cuando ésta invitó a los pintores Benedicto Reyes Cabrera de Filipinas y Ahmad Zakii Anwar, de Malasia, para hacer una residencia artística en México, guiados por Sebastián.

Los tres artistas llevaron a cabo una serie de intercambios visuales y culturales que dieron como resultado la exposición "Hands Across The Water", que un año después se inauguró en Singapur.

Sobre el nombre que lleva este proyecto, Gabriela Carbajal comentó que su nombre hace alusión "a un tiempo necesario en el artista para poder crear; es el momento en que el artista trabaja, se regresa a sus adentros y está en soledad".

Acompañada por los cuatro artistas participantes de esta primera edición, expresó su deseo de que "Soledad" no se quede sólo como un proyecto de residencias artísticas, sino que contenga un amplio programa para los artistas, como intercambios, colaboraciones, cursos, conferencias y talleres que pongan el nombre de México en distintas regiones del mapa mundial.

"Se trata de tender un poderoso puente de comunicación entre dos mundos, con tradiciones, arte y cultura", concluyó.