Tropas iraquíes retoman control de la refinería de Baiji

Las fuerzas iraquíes retomaron hoy "control completo" de la refinería de Baiji, ubicada a 200 kilómetros al norte de Bagdad, la más grande del país, tras intensos combates con los rebeldes sunitas que intentaban tomarla.

"Las fuerzas de seguridad controlan completamente la refinería de Baiji", en la provincia de Saladino, informó el teniente general Qassem Atta, portavoz de seguridad del primer ministro, Nouri al Maliki, citado por la cadena árabe Al Arabiya.

Según un empleado de la refinería y testigos, los insurgentes sunitas, encabezados por el yihadista Estados Islámico de Irak y el Levante (EIIL), se retiraron del complejo después de haber perdido unos 70 combatientes durante los enfrentamientos.

Previamente, entre 250 y 300 trabajadores de la refinería de Baiji habían sido evacuados durante una breve tregua acordada por los combatientes de uno y otro bando que se enfrentaban por el control de esa importante infraestructura del norte del país.

Los rebeldes sunitas lanzaron la víspera un asalto contra la refinería de Baiji, la cual suministra petróleo a todas las provincias iraquíes y su producción está estimada en 600 mil barriles diarios.

La reconquista de la planta se produce un día después de que el primer ministro iraquí pidió a Estados Unidos emprender ataques aéreos para detener el avance de los yihadistas en Irak.

Desde el pasado 9 de junio, cuando comenzó la ofensiva, los rebeldes sunitas han tomado el control de Mosul, de gran parte de la provincia de Nínive (norte), de la ciudad de Tikrit y de otros sectores de las provincias de Saladino (norte), Diyala (este) y Kirkuk (norte).