Niegan amparo a empresa clausurada por mal manejo de residuos

El Juzgado Decimoprimero de Distrito en Guanajuato negó un amparo a la empresa Química Central de México (QCM), clausurada por la Profepa el pasado 4 de junio al detectar almacenamiento de residuos peligrosos.

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) informó que la autoridad negó la suspensión de la clausura con el argumento de que la medida de seguridad aplicada se llevó a cabo bajo derecho y sin irregularidades; además, indicó que de conceder dicho amparo, se contravendría el interés social.

Recordó que la empresa esta clausurada debido a que realizó el almacenamiento de sus residuos peligrosos sin las condiciones de seguridad que establece el Reglamento de la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos.

La Profepa ordenó a la compañía el retiro de todos los residuos peligrosos que han estado almacenados por años inadecuadamente y sin las condiciones de seguridad, así como caracterizar el sitio en donde fueron depositados y, en su caso, llevar a cabo las actividades de remediación.

La Clausura Temporal Total impuesta a dicha compañía involucra a la totalidad de sus instalaciones y áreas productivas, y permanecerá en tanto se dé cumplimiento a las medidas ordenadas.