Aviación iraquí bombardea a yihadistas en Diyala, hay 15 muertos

Helicópteros de combate iraquíes bombardearon hoy posiciones de militantes sunitas, entre ellos del yihadista Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL), en la provincia de Diyala, dejando al menos 15 muertos y decenas de heridos.

El bombardeo tuvo como blanco una reunión del EIIL en las afueras de la ciudad de Udheim, a unos 60 kilómetros al norte Baquba, capital provincial de Diyala, informó el comandante del Ejército en la zona, el general Abdul Amir al-Zaidi.

Precisó que entre las víctimas mortales se encuentran algunos cabecillas locales del EIIL, que busca crear un califato en territorios que pertenecen a Siria e Irak, según reportes de la agencia iraquí de noticias NINA.

El Ejército iraquí, la policía y las milicias chiítas lanzaron la madrugada de este jueves una ofensiva destinada a recuperar el control de las nueve aldeas alrededor Udheim, tomadas en días pasados por rebeldes sunitas.

Asimismo, un civil falleció y otro resultó herido en enfrentamientos en la ciudad de Maqdadiyah, a unos 40 kilómetros al norte de Baquba.

Los combatientes del EIIL han "hecho un gran avance en Baquba y están presionando para tomarla, sin embargo la ciudad aún no caído en sus manos.

La provincia de Diyala, que se extiende desde los bordes orientales de Bagdad hasta la frontera iraní, ha sido durante mucho tiempo el bastión de grupos militantes de Al Qaeda desde la invasión liderada por Estados Unidos en 2003.

Desde el pasado 9 de junio, cuando comenzó la ofensiva, los rebeldes sunitas han tomado el control de Mosul, de gran parte de la provincia de Nínive (norte), de la ciudad de Tikrit y de otros sectores de las provincias de Saladino (norte), Diyala (este) y Kirkuk (norte).

Ante el avance de los militantes sunitas, encabezados por el EIIL, Irak ha pedido a Estados Unidos llevar a cabo ataques aéreos contra los yihadistas.

Estados Unidos, que retiró sus tropas de Irak en 2011 tras ocho años de ocupación, sigue este jueves estudiando "varias opciones" para frenar la ofensiva de los insurgentes sunitas.