El Consejo Regional de Protección Civil en la Costa, Sierra y Frontera Sur del estado informó que 80 de los 122 municipios que conforman la entidad son de alta vulnerabilidad a inundaciones.

El organismo se instaló a partir de este martes en sesión permanente, dado las condiciones climáticas desfavorables por las que atraviesa la entidad.

Indicó que en esos municipios vulnerables están incluidos los cuatro más grandes en la entidad, que son la capital Tuxtla Gutiérrez, Tapachula, Comitán de Domínguez y San Cristóbal de las Casas.

En el evento, el subsecretario del Gobierno estatal, Rubén Peñaloza González, y el secretario para el Desarrollo de la Frontera Sur y Enlace para la Cooperación Internacional, Enrique Zamora Morlet, tomaron la protesta a los integrantes del consejo regional.

En este intervienen la Armada de México, el Ejército mexicano, los alcaldes de esas regiones, así como los responsables de las dependencias de infraestructura, gobierno, seguridad, desarrollo económico y protección civil.

Así como las de rescate, bomberos, Cruz Roja, pero también especialistas en la materia, investigadores, científicos y grupos del voluntariado.

En el acto se informó que para atender las contingencias de 2013, Chiapas cuenta con una fuerza de tarea de 32 mil 174 participantes en caso de desastre, 2 mil 577 vehículos y 11 mil 518 maquinarias pesada y equipo de respuesta.

Además, 766 unidades médicas y 122 básicas de rehabilitación con capacidad de 40 personas cada una, mil 597 camas censables, 80 unidades médicas móviles, seis estaciones de bomberos activadas, 2 mil 908 equipos de radiocomunicación y 15 centros regionales de protección civil.

Asimismo, la disponibilidad de mil 122 refugios temporales distribuidos en las 15 regiones que conforman al estado, los cuales en global tienen una capacidad para atender a más de 300 mil personas.

Recordaron los severos daños que las lluvias han causado a Chiapas en los últimos ocho años, como los desastres que dejó a su paso el huracán Stan, de octubre de 2005.

De acuerdo con la presentación que hizo el delgado regional del Instituto de Protección Civil para el Manejo Integral de Riesgos de Desastres, Francisco Pérez Morales, Stan provocó escurrimientos súbitos, saturación de cauces, desbordamiento de 98 ríos y cuantiosos daños en 800 localidades de 41 municipios.

Aseveró que se destruyeron viviendas, escuelas, centros de salud, infraestructura urbana, carreteras, puentes, tierras cultivadas, comunicaciones, pero también se afectó al hato ganadero, lagunas y campos pesqueros.

"Se cuantificaron más de 700 mil afectados, poco más de 73 mil evacuados a refugios temporales y el lamentable fallecimiento de 80 personas. Únicamente en daños se estimó un costo de 724 millones 928 mil dólares, o sea, más de 10 mil millones de pesos", indicó.

Funcionarios de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y del Servicio Meteorológico Nacional (SMN) dieron a conocer que este año se tiene pronosticado que el Pacífico mexicano tenga una temporada de ciclones ligeramente arriba del promedio, con la posible conformación de 14 de ellos.

Las clases continúan de manera normal en el estado, pero la población en general deberá estar atenta a los comunicados oficiales en torno a las condiciones meteorológicas.