El gobierno de México, como "Amigo de la Corte", externó su rechazo a una ley migratoria estatal ante la Suprema Corte de Luisiana, Estados Unidos, que criminaliza conducir un vehículo sin prueba de estancia legal en territorio estadounidense.

En un comunicado la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) indicó que el gobierno de México presentó este martes dos escritos como "Amigo de la Corte" (Amicus Curiae) en las causas Estado de Luisiana vs. Bonifacio Ramírez, y Estado de Luisiana vs. Rosa Lugo Márquez ante la Corte.

Dichas causas son relativas a la aplicación de la ley estatal R.S. 14:100.13, que precisamente criminaliza a los conductores sin prueba de estancia legal.

En este sentido, sentenció que "México se mantendrá atento al desarrollo de este caso y continuará haciendo uso de todos los recursos legales a su alcance, a fin de salvaguardar los derechos de los mexicanos que viven o visitan Estados Unidos sin importar su condición migratoria.

La cancillería detalló que los escritos del gobierno mexicano subrayan que la ley incide negativamente en las relaciones bilaterales e impide la colaboración efectiva entre ambas naciones, al crear un esquema migratorio distinto al previsto en la legislación federal.

Asimismo consideró que dicha legislación "criminaliza la migración y propicia riesgos de acoso y discriminación, lo que podría afectar los derechos fundamentales de los nacionales mexicanos que residen o visitan Luisiana".

En este contexto, México reconoció a los gobiernos de Guatemala, Honduras y Nicaragua que suscribieron el escrito de "Amigo de la Corte", y recalcó el apoyo que diversas organizaciones de la sociedad civil estadunidense han otorgado a estos procesos judiciales.