Comerciantes de la playa "La Palapa", cercana a la Base Naval de Acapulco, señalaron que por las movilizaciones de maestros en el puerto y la construcción de una obra vial en la Costera Miguel Alemán han sufrido pérdidas económicas.

Los vendedores pidieron ayuda al gobierno estatal ante dicha situación, pues por la escasa afluencia de visitantes, aunado a que actualmente hay temporada baja, el trabajo y los recursos escasean.

Durante un recorrido por la zona, se pudo constatar que las playas lucen vacías y los prestadores de servicios prefieren levantar sus mesas y palapas, así como cerrar sus negocios, en algunos casos desde las 16:00 horas, cuando normalmente lo hacen después de las 18:00 horas.

Incluso, los taxistas ven acrecentadas sus pérdidas, pues la construcción del "Acabús" sobre la Costera Miguel Alemán ha ocasionado severos problemas vehiculares, que se traducen en un gasto mayor de combustible.

Tanto vendedores como trabajadores del volante, quienes pidieron no revelar sus nombres, aseguraron que las movilizaciones de semanas recientes efectuadas por integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación ha ahuyentado a los paseantes.

Ante el temor de ser "atrapados" por las marchas y los cierres de carreteras, prefieren no venir, coincidieron, además de las dificultades que los automovilistas deben sortear por las obras del Acabús en la Costera Miguel Alemán, vialidad que es prácticamente la única para acceder a las playas.

Por ello, solicitaron al gobernador Ángel Aguirre Rivero que establezca mecanismos que les permitan superar los problemas económicos derivados de dicha situación.