La empresa multinacional deportiva Nike anunció este martes su renuncia a la producción de indumentaria de la organización dedicada a la lucha contra el cáncer y fundada por el ciclista Lance Armstrong, la Fundación Livestrong.

Nike puso fin al acuerdo de licencia a largo plazo que se tenía con la Fundación por calzado y ropa, mismos que ayudaron a recolectar 100 millones de dólares durante su sociedad.

El desacreditado ciclista fundó la organización en 1997, luego que se le detectara cáncer de testículos; sin embargo, Armstrong se deslindó de Livestrong posterior a que le quitaran sus títulos tras ser acusado del uso de sustancias dopantes.

La portavoz de Livestrong, Katherine McLane, comentó en rueda de prensa, que "esperábamos cambios como éste", pues "no somos la organización que éramos hace un año".

El contrato de Nike con Livestrong concluye a finales de 2014 y no tendrá renovación alguna, aseguró McLane.

Por su parte, Livestrong anunció en un comunicado su agradecimiento con la empresa deportiva, el mayor apoyo corporativo con el que contó durante nueve años, y declaró que la medida no fue inesperada.