La depresión tropical 2-E se intensificó en las últimas horas y se convirtió en ciclón tropical con posibilidad de volverse tormenta tropical que tocaría tierra el miércoles alrededor de las 16:00 horas en costas de Oaxaca.

La Comisión Nacional del Agua (Conagua) informó lo anterior al advertir que el fenómeno meteorológico se ubica actualmente a 265 kilómetros al sur-suroeste de Salina Cruz, y se prevé que toque tierra en esa misma localidad con vientos de hasta 75 km/h.

De acuerdo con las previsiones del Servicio Meteorológico Nacional (SMN) dadas a conocer por la Conagua, la tormenta provocará lluvias torrenciales en Oaxaca, Guerrero, Chiapas y el sur de Veracruz, así como precipitaciones muy fuertes en otras zonas.

El sistema está calificado como "moderado", pero se estableció una zona de alerta desde Boca de Pijijiapan, Chiapas, hasta Lagunas de Chacahua, Oaxaca, además de las entidades mencionadas, porque las lluvias pueden llegar a ser torrenciales.

Las autoridades civiles han sido ya informadas para tomar las previsiones correspondientes, y se recomienda a la población costera, así como a la navegación en Chiapas, Oaxaca y Guerrero extremar precauciones.

Además de las lluvias de intensas a torrenciales, no se descartan vientos, oleaje elevado, inundaciones, deslaves y avenidas repentinas en ríos de respuesta rápida.

Debido al mismo sistema, no se descartan lluvias muy fuertes en Campeche, Quintana Roo y Tabasco; fuertes en el Distrito Federal y los estados de México, Puebla, Morelos, Tlaxcala y Yucatán.

El Servicio Meteorológico Nacional y la Comisión Nacional del Agua exhortaron a la población, particularmente de las regiones más vulnerables, a consultar el Mapa de Tiempo y condiciones meteorológicas en las páginas www.smn.conagua.gob.mx y www.smn.cna.gob.mx.