La integrante del grupo Pussy Riot, Maria Alyokhina, fue trasladada al hospital de la prisión en la que permanece encerrada, tras siete días de huelga de hambre en protesta por lo que ella considera una campaña de persecución en su contra.

De acuerdo con el portal europapress.es, el esposo de su compañera en prisión Nadia Tolokonikova, Pyotr Verzilov, explicó que la joven de 24 años fue llevada al nosocomio penitenciario en la ciudad de Berezniki.

"La administración de la prisión ha decidido ingresarla en el hospital después de estar una semana en huelga de hambre", precisó Pyotr.

Verzilov ha indicado que Alyokhina recibe tratamiento en una zona aislada del hospital de la prisión, después de que las autoridades penitenciarias desalojaran toda un ala del centro sanitario.

El departamento de prensa de la prisión confirmó el ingreso hospitalario de Alyokhina; "Su presión sanguínea ha caído y le están poniendo las inyecciones necesarias".

Verzilov explicó que Alyokhina no ha comido nada y sólo ha tomado agua desde que inició su huelga de hambre, el día en que no se le permitió trasladarse al tribunal para la vista en la que solicitó ser puesta en libertad bajo fianza y fue obligada a comparecer por videoconferencia. El tribunal rechazó ponerla en libertad.

Maria Alyokhina, de 24 años, y otras dos miembros de la banda musical fueron condenadas a dos años de prisión por irrumpir en la principal catedral ortodoxa de Moscú para interpretar una oración punk contra el presidente ruso, Vladimir Putin.