Diputados y empresarios coincidieron en la necesidad de una nueva ley de Juegos y Sorteos para regular esta actividad, porque la actual es obsoleta ya que data de 1947.

Legisladores manifestaron que es necesario que exista una ley que combata la ilegalidad con que operan algunos de estos sitios y se regule el régimen fiscal que los rige.

Mientras, los empresarios se pronunciaron a favor de regularizar a los casinos y cerrar de manera definitiva a los establecimientos irregulares dedicados a esta actividad.

Al respecto, el presidente de la Asociación de Permisionarios, Operadores y Proveedores de la Industria del Entretenimiento y Juego de Apuesta en México (AIEJA), Miguel Ángel Ochoa, consideró necesario crear una Comisión Intersecretarial para la entrega de permisos.

Al reunirse con integrantes de la Comisión Especial de Juegos y Sorteos de la Cámara de Diputados, comentó que en la propuesta de este sector se prevé que los permisos se otorguen a partir de la presentación de un proyecto sobre el impacto que este tendrá en el desarrollo económico y social de la comunidad, con lo que se acabaría con la discrecionalidad.

"Los nuevos permisos no serán resueltos ya por una persona, sino por un colegiado, y además no se otorgarán permisos múltiples, sino únicos e individuales, vinculados a un proyecto de desarrollo regional", precisó.

Dicha comisión, expuso, podría estar conformada por las secretarías de Gobernación, Economía, Turismo y Seguridad Pública, así como la Procuraduría General de la República (PGR).

En este sentido, respaldó la iniciativa que presentó en abril pasado la senadora priista Verónica Martínez Espinoza, quien propuso la creación de la Comisión Nacional del Juego, que sería un organismo descentralizado e intersecretarial de la administración pública federal.

Durante el encuentro, Ochoa Sánchez aseguró que la operación de casas de apuesta y casinos aportan al desarrollo económico del país, ya que generan 50 mil empleos directos y coadyuva a la expansión turística de los lugares donde operan.

En tanto, los diputados Fernando Zárate Salgado, Rubén Benjamín Félix Hays y Aurora de la Luz Aguilar Rodríguez, integrantes de la comisión, coincidieron en la necesidad de que exista una ley que combata la ilegalidad con que operan algunos de estos sitios y se regule el régimen fiscal que los rige.

Por otra parte, la abogada Talía del Carmen Vázquez, quien denunció una presunta red de corrupción en el tema de casinos, entregó a diputados federales un documento con denuncias penales que ha presentado por irregularidades en el otorgamiento de permisos para juegos y sorteos.

En una reunión de trabajo de la Comisión Especial para Indagar el Funcionamiento de las Instancias del Gobierno Federal Relacionadas con el Otorgamiento de Permisos para Juegos y Sorteos, la abogada informó sobre los desafíos que ha tenido que enfrentar para denunciar hechos de corrupción, como sellos falsos y permisos apócrifos.

El presidente de esta instancia legislativa, Ricardo Mejía Berdeja señaló que la visita de Talía Vázquez, así como de los casineros y gente que maneja los caballos en el Hipódromo de las Américas, responde a una serie de reuniones que previamente acordó la comisión.

Indicó que cuando concluyan las indagatorias, esta comisión presentará un informe detallado de los resultados, pero sobre todo, propondrá una iniciativa de reforma para Ley de Juegos y Sorteos, que es obsoleta, ya que data de 1947.