El gobernador de Tabasco, Arturo Núñez Jiménez, admitió que fue el Gobierno Federal el que detectó antes irregularidades en el manejo de recursos durante la administración anterior en Tabasco.

"Nosotros las confirmamos y ampliamos, esto no es un asunto de partidos, es un asunto de manejo de recursos públicos, de honorabilidad o de delitos", sostuvo en entrevista en Palacio Nacional.

El mandatario estatal descartó que se trate de un revanchismo político, "de ninguna manera".

Reveló que en diciembre de 2012 la secretaria de Salud, Mercedes Juan López, en compañía de dos subsecretarios de Gobernación "fueron a ver la crisis hospitalaria que enfrentaba en ese momento Tabasco".

Ello, continuó, por la falta de recursos y el pago a proveedores que hizo que el sistema hospitalario de Tabasco se llegara a paralizar.

"Derivado de las reuniones de trabajo que tuvieron y la visita que hicieron por la noche, la Secretaría de Gobernación emitió un boletín donde se daba cuenta de que había irregularidades porque se habían desviado recursos federales que no habían llegado para la operación de los hospitales", explicó.

Núñez Jiménez señaló que "se abrirían indagatorias independientemente de la ideología del partido o de la jerarquía de quienes fuesen los presuntos responsables".

Recordó que después su administración se hizo cargo del gobierno por el proceso de entrega-recepción, donde pudieron conocer a detalle las irregularidades.

"En los primeros días del año, la doctora Mercedes Juan dio a conocer públicamente que la desviación ascendía a mil millones de pesos, nosotros después pudimos precisar que eran mil 200 millones de pesos", ahora se hacen auditorías al ejercicio fiscal 2012, precisó.

El Ejecutivo de Tabasco dijo que desconoce si Andrés Granier Melo, ex gobernador de esa entidad, está en México.

"Pero, bueno, hay mecanismos en el caso de que se le quiera hacer comparecer, para que lo haga a través de estos mecanismos interinstitucionales que hay a nivel internacional", comentó.

"El propio gobierno, conforme a las indagatorias y a partir de la denuncia penal que hicimos ante la Procuraduría General de la República, está haciendo su trabajo, con la ventaja de que es competencia federal la materia financiera y por eso las unidades de inteligencia de la SHCP y de la PGR apoyan en este cometido", agregó.

En cuanto a si ya existen elementos para encarcelar al ex mandatario tabasqueño, Núñez Jiménez respondió: "creo que se están configurando, habrá que esperar, las averiguaciones van avanzadas y van bien".

En relación al llamado que se le hace a Granier Melo sobre el origen de 88.5 millones de pesos que fueron incautados la semana pasada por la Procuraduría General de Justicia de Tabasco en un domicilio del ex secretario de Finanzas, José Saiz Pineda, agregó que "según entiendo la procuraduría tiene otros elementos, pero no los puedo precisar".