Fitch Ratings mejoró hoy la calificación de largo plazo en moneda local a "BBB" de "BBB-" del estado de Aguascalientes y la perspectiva crediticia es "estable".

La agencia evaluadora dijo que la mejor calificación en escala internacional de esa entidad refleja el incremento del Issuer Default Rating (IDR) de largo plazo en moneda local de México a "A-" de "BBB+", el pasado 8 de mayo.

Asimismo, señaló, considera los efectos positivos esperados de las reformas estructurales que el gobierno federal se encuentra en proceso de adoptar e implementar.

El impacto más importante para los estados mexicanos, se espera provenga de la reforma fiscal, principalmente a través de mayores recursos de la Federación, lo cual beneficiará a Aguascalientes, indicó.

Resaltó que la calificación de Aguascalientes se fundamenta en un sólido desempeño operativo, producto del fortalecimiento en las políticas fiscales y de un continuo control en el ejercicio del gasto, lo cual ha permitido que los indicadores de apalancamiento se ubiquen en niveles manejables.

Asimismo, expresó, la calificación considera el dinamismo de la economía local y la favorable situación del sistema estatal de pensiones, el cual actualmente cuenta con un periodo de suficiencia perenne.

Destacó que la perspectiva "estable" refleja la expectativa de Fitch de que el estado mantendrá un sólido desempeño operacional que permitirá mantener sanos indicadores en el servicio de la deuda.

Advirtió que en ajuste en la calificación soberana de México podría tener un impacto similar en la calificación en escala internacional de Aguascalientes.

Igualmente, dijo, una mejor calificación podría ocurrir si Aguascalientes es capaz de superar sus márgenes operativos en un nivel superior al 25 por ciento, acompañado de una estabilización del endeudamiento directo por debajo del 20 por ciento de los ingresos corrientes.

De forma contraria, expresó, una acción negativa en la calificación podría generarse si el margen de operación disminuye sensiblemente respecto a las expectativas de Fitch, y si se registra un aumento significativo en el nivel de endeudamiento del estado.

La calificadora estima que el endeudamiento de Aguascalientes alcance un máximo de tres mil 364 millones de pesos -un 24.2 por ciento de los ingresos corrientes- al cierre de 2013.