Emiten recomendación en Querétaro por daño neurológico a bebé

La Comisión Estatal de Derechos Humanos de Querétaro (CEDHQ) emitió una recomendación a la Secretaría de Salud de la entidad, luego de la denuncia de que una mala atención médica provocó daño neurológico a una bebé.

En conferencia de prensa, el presidente de la CEDHQ, Miguel Nava Alvarado, señaló que se detectaron elementos para constatar que se violaron los derechos humanos de una mujer y su hija con una deficiente atención médica.

El secretario estatal de Salud, Mario César García Feregrino, rechazó el señalamiento, porque el caso de esta bebé "tiene un fondo genético hereditario".

Los hechos ocurrieron los días 23 y 24 de enero de este año, cuando Erika Martínez Santos y Fernando Rojo Camacho acudieron al centro de salud de Tequisquiapan a recibir atención médica por el embarazo.

La mujer fue atendida por una estudiante de medicina y canalizada al Hospital de San Juan del Río, por carecer de médicos especialistas en el centro de salud.

Nava Alvarado aseguró que se constató la conducta irregular de carácter administrativo de los servidores públicos del Centro de Salud de Tequisquiapan y del Hospital de San Juan del Río.

Señaló que el dictamen practicado por un médico de la CEDHQ declaró que la recién nacida "tiene un daño neurológico irreversible por asfixia, como consecuencia del deficiente servicio médico proporcionado al momento del parto".

Como parte de la recomendación, se pide proporcionar atención médica especializada e integral a la menor e iniciar procedimientos administrativos contra una serie de servidores públicos involucrados en el caso.

"Se requiere una atención humanizada del personal administrativo y del personal médico para atender a la señora y a la pequeñita", afirmó.

Entrevistado al respecto, el secretario de Salud estatal señaló que este caso "tenía un fondo genético hereditario" y se mantiene una atención total.

"A la niña se le hicieron estudios y tomografías de resonancia nuclear magnética, se encontró que tenía una agnensia de cuerpos callosos, es un problema que ya traía la niña desde el momento de la concepción", aseveró.

Explicó que la agenesia de cuerpos callosos condiciona el daño cerebral de manera irreversible, diagnóstico que avalaron dos neurólogos pediatras, un radiólogo especialista en resonancia nuclear magnética y un especialista en radiografía pediátrica.

Afirmó que la niña sigue en tratamiento y se pronunció por pedir la opinión de peritos calificados para determinar si hay una mala atención del parto.