El jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera Espinosa, descartó que la aplicación de la Cruzada Nacional contra el Hambre esté en riesgo en la capital del país.

El mandatario local destacó que se mantendrá el apoyo a los titulares de las demarcaciones en los que se aplicaría este programa y se buscará "afinar las formas" para lograr que se lleve a cabo la reunión que permita la instalación de las mesas de trabajo.

Puntualizó, en entrevista, "entiendo que no hay prisa, vamos a seguir con nuestro trabajo, cuando se pueda aplicar este programa y estén los consensos dados, pues así será, mientras tanto continuamos igual".

Detalló que "no puedo tener prisa", toda vez que el programa no está diseñado todavía para la ciudad de México, ya que esto ocurrirá cuando durante la instalación de estas mesas de trabajo con expertos se defina cuales serán los recursos y apoyos que se ejercerán.

Agregó que el gobierno local continuará trabajando y aplicando programas por lo que adelantó que en breve tiempo anunciará su propio "plan de atención alimentario de colonias", mismo que realizará con los recursos propios de la ciudad.

Finalmente indicó que para la reunión de la víspera, designó al titular de la Secretaría de Gobierno, Héctor Serrano, quien llevaba la representación de la ciudad y se encuentra "al mismo nivel de la secretaria federal, Rosario Robles".

La víspera los jefes delegacionales de Iztapalapa, Jesús Valencia; Álvaro Obregón, Leonel Luna; Tlalpan, Maricela Contreras y Gustavo A. Madero, Nora Arias, decidieron reagendar la reunión ante la ausencia de la mencionada funcionaria federal.

Pero el jefe de la Oficina de la titular de la Sedesol, Ramón Sosamontes, aclaró que la titular de la dependencia, Rosario Robles Berlanga, no tenía previsto asistir a esa reunión con jefes delegacionales del Distrito Federal.

El funcionario precisó que para el encuentro, Robles Berlanga lo había comisionado junto con el delegado de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) en la ciudad, Sixto de Hoyos, y el coordinador de asesores, Genaro Aguilar.

Esto, puntualizó, fue notificado al jefe de gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera Espinosa, a través de un oficio entregado al mediodía de ayer.