El alto comisionado para la Paz, Sergio Jaramillo, explicó hoy a ex jefes rebeldes los avances en los diálogos de paz del gobierno colombiano con las FARC y escuchó los puntos de vista de los desmovilizados en la década de los 90.

Jaramillo compartió con desmovilizados de los grupos armados M19, el Ejército Popular de Liberación, Corriente de Liberación Socialista y Partido Revolucionario de los Trabajadores, "la visión que tiene el gobierno en el actual proceso de diálogos con las FARC".

El gobierno del presidente Juan Manuel Santos y las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) mantienen negociaciones de paz en La Habana, Cuba, desde el 19 de noviembre pasado, con el objetivo de ponerle fin a medio siglo que conflicto armado interno.

"Creemos en la inteligencia colectiva y este es un buen espacio para intercambiar visiones, nos interesa oírlos para ver cómo construimos sobre la experiencia", señaló Jaramillo.

Los desmovilizados plantearon "construir una paz con visión territorial, en la que si bien los acuerdos tienen un carácter nacional se alcancen transformaciones reales, cuyo epicentro sean las regiones, para lograr un verdadero cierre del conflicto".

"Si no cambiamos la situación en el terreno, las condiciones de la gente, va a ser muy difícil garantizar que no se repita la violencia del conflicto", sostuvo el alto comisionado para la Paz.

"La construcción de paz inicia con la desmovilización de los integrantes de los grupos armados, pero debe complementarse bajo un concepto de integralidad, en el que el Estado en su conjunto haga presencia efectiva en las regiones", señaló.