Creado de sueños, pero muy cercano a la realidad, el espectáculo circense "La vie", a cargo de la compañía teatral Les 7 Doigts de la Main, llegará a la capital mexicana el próximo 5 de junio, con un "show", que en palabras de su creador, celebra la vida a través de la muerte.

En entrevista telefónica con Notimex desde Canadá, previo a sus presentaciones en El Plaza Condesa de la Ciudad de México, Sébastien Soldevila aseguró que el montaje es mezcla de teatro y circo aderezada con un toque de cabaret, cuya premisa esencial es que "siempre hará falta tiempo para vivir y sentir".

Y es que dentro del montaje que se divide en 10 actos, los asistentes serán unas almas perdidas en un purgatorio, donde buscarán redimirse en medio de mucho humor, rutinas circenses, música y espectaculares actos de malabarismo, que además los hará reflexionar sobre la importancia de vivir.

"El ´show´ es como una película de Tim Burton, en él se habla de la muerte y de la importancia de la vida. Todo con el humor característico de la compañía, que busca alejar la tristeza y la depresión de los asistentes", indicó Soldevila.

Aunque será la primera vez que este montaje se presente ante el público mexicano, el artista canadiense añadió estar seguro que logrará cautivar a los capitalinos, pues la muerte es un tema con el que el público de este país se identifica muy bien.

"En la mayoría de los espectáculos similares al de nosotros, lo que brilla son los animales, los vestuarios o la espectacularidad de la producción, mientras que en el nuestro queremos que lo que brille sea el artista y que alrededor de él gire todo lo demás", dijo.

Soldevila precisó que este espectáculo que se presentará en la capital del 5 al 16 de junio, destaca de otros que se muestran actualmente, por poseer un toque europeo con una serie de números que no tienen relación entre sí, pero que giran en torno a la muerte, todos cargados de altas dosis de sensualidad.

Añadió que "La vie" mantiene la consigna, con la que Les 7 Doigts de la Main inició hace más de una década de crear conciencia en el espectador de manera divertida, agradable y entretenida, propuesta con la que el público mexicano se identificará, ya que según Soldevila: "Los mexicanos son inteligentes y les gusta escuchar y reflexionar.