El ex Beatle Paul McCartney visitó por primera vez la casa de Elvis Presley y dejó como obsequio una púa de guitarra de su colección personal.

En su cuenta oficial de Twitter, el músico británico subió unas imágenes y en una de ellas se observa el momento en el que deposita dicho objeto sobre la tumba del fallecido "Rey del Rock and Roll"; explicó que lo hizo para que Elvis pueda tocar en el cielo.

El también líder de The Wings, quien siempre ha sido admirador de Elvis, recorrió el domingo pasado la mansión de quien fuera el intérprete de "Are you lonesome tonight?".

McCartney se encontraba en Memphis para ofrecer un concierto como parte de otra escala por América del Norte con su gira "Out there".

Ayer lunes también se dio a conocer que el músico lanzará a la venta una edición de "Wings over America" remasterizada, correspondiente a su banda The Wings, la cual formó y lideró tras la separación de The Beatles.