El alcalde Renán Barrera Concha afirmó que, para el ayuntamiento, la relación con AB&C Leasing ha terminado al cancelar el contrato de arrendamiento, por lo que rechazó solicitar nuevas lámparas para sustituir las que no sirven.

La empresa AB&C Leasing de México, a través de un comunicado, dio a conocer que el ayuntamiento, aún con miles de lámparas nuevas a disposición para reemplazar las que están quemadas, no ha querido ejercer este derecho.

Al respecto, Barrera Concha refirió que no pidieron ninguna lámpara a la firma tapatía cuando el contrato de arrendamiento estaba vigente "porque los 82 mil focos que colocó la pasada administración municipal con esa empresa fue mediante un procedimiento ilegal".

Por lo tanto, resaltó, "ya cancelamos el acuerdo de arrendamiento, lo que representa un ahorro de 217 millones de pesos que se dejarán de pagar a la empresa, y otros 56 millones de pesos de ahorro a los meridanos por la refacturación" del servicio.

"He sido claro en afirmar que terminamos el contrato con AB&C Leasing y presentaremos toda la documentación ante la autoridad competente para justificar esa acción", insistió.

Expuso que respetan los comunicados de la empresa, "pero nosotros tenemos todas las pruebas documentadas del incumplimiento del contrato y la ilegalidad en el arredramiento de las 82 mil luminarias que conforman el alumbrado público de la capital yucateca".

Afirmó que el Tribunal de Justicia Electoral y Administrativa de Yucatán no ha notificado respecto a la denuncia de la empresa tapatía contra la comuna por la finalización anticipada del contrato de arrendamiento.

"Cuando nos notifiquen vamos a presentar las pruebas del incumplimiento de la compañía y que hay más de 15 mil lámparas apagadas, según reportes ciudadanos, pero creemos que son más de 20 mil las que ya no funcionan", detalló.