La Secretaría de Educación Pública del Estado (SEPE) informó que en caso de una contingencia por intensa actividad del volcán Popocatépetl, los maestros de los municipios donde se ubiquen las escuelas que servirían de albergues registrarían a los damnificados.

En un comunicado, indicó que "además de tener previstos refugios temporales en las escuelas ante una posible contingencia volcánica, la SEPE dispuso que serán los docentes, los encargados de instalar en estos sitios mesas de registro para quienes busquen espacio en albergues".

Asimismo, los maestros estarían a cargo de organizar actividades recreativas y deportivas; ello, de acuerdo con el Plan Popocatépetl implementado en la entidad.

"Esas responsabilidades están debidamente detalladas en el Plan Popocatépetl, a través de las cuales el estado responderá oportunamente a una eventualidad relacionada con la actividad volcánica", subrayó la dependencia.

Resaltó que se ofrecerá todo el apoyo a los ciudadanos de entidades vecinas y de los 18 municipios de Tlaxcala, que serían evacuados en caso necesario.

Refirió que ante una evacuación, los docentes "abrirían mesas de registro en los refugios temporales y llevarían un control estricto de las entradas y salidas de las personas que permanezcan en los albergues secundarios, que son las instituciones educativas".

"Del mismo modo se establecería un módulo de información, y los docentes realizarían actividades recreativas y deportivas, mientras que personal capacitado daría atención psicológica", sostuvo.

El Plan Popocatépetl establece que de los 118 albergues que tiene la entidad para atender una eventualidad derivada de la actividad del volcán, 34 son secundarios, es decir, se instalarían en escuelas de nivel básico y medio superior, detalló la SEPE.