Expiden ley para prevenir la violencia en escuelas de Q. Roo

Diputados de la XIII Legislatura local expidieron una nueva ley que busca garantizar la integridad física y psicológica de los estudiantes en un ambiente libre de violencia en las escuelas.

A menos de una semana de que un menor de nueve años se suicidara en esta ciudad agobiado por sufrir agresiones en el colegio, los legisladores aprobaron la norma.

De esta manera, Quintana Roo se convierte en una de las primeras entidades en contar con la Ley para Prevenir, Atender y Erradicar la Violencia entre los Estudiantes.

En tribuna, la diputada Thelma Cervera Villanueva, presidenta de la Comisión de Educación, Ciencia y Tecnología, dijo que con esta medida la XIII Legislatura atiende los principales problemas sociales de la entidad.

Por su parte, la presidenta de la Comisión de Planeación y Desarrollo Económico y promotora de la iniciativa, Alondra Herrera Pavón, comentó que éste es el segundo paso que da el Congreso del estado, en esta materia.

Antes, envió un exhorto a la Secretaría de Educación estatal, a la de Salud y a la Comisión de Derechos Humanos para que implementen un programa permanente que impulse acciones tendientes a la prevención, atención y erradicación del acoso escolar conocido como "bullying".

Reconoció que se requiere de la participación de todos, desde los padres de familia, quienes enseñan los valores esenciales, hasta los maestros y alumnos.

La ley considera violencia entre estudiantes todas aquellas conductas de maltrato, intimidación y discriminación que se presenten al interior de una comunidad educativa.

De igual forma acciones negativas y actos violentos de tipo físico, verbales, sexuales, psicoemocionales o mediante los medios tecnológicos, que ocurren dos o más veces y que tienen como intención causar daño, al herir, amenazar o discriminar a otro en el entorno escolar.

Entre las sanciones a quienes incurran en violencia escolar se encuentra amonestación privada, tratamiento, suspensión de clases, transferencia a otra escuela, y cuando el caso tenga consecuencias penales se dará parte a la autoridad correspondiente.

También se consideran sanciones para el personal administrativo escolar que se vea envuelto en un caso de violencia entre estudiantes.

El sábado pasado, autoridades policiales de Cancún reportaron la muerte de un menor de nueve años presuntamente por asfixia causada por ahorcamiento.

Familiares del menor refirieron que sufría dermatitis aguda, enfermedad que lo deprimía mucho, ya que en repetidas ocasiones el menor mencionó que dicho padecimiento "no lo dejaba ser como los demás niños".

Además, un maestro de la escuela indicó que el pequeño estaba muy deprimido a causa del divorcio de sus padres, además de que probablemente sus compañeros le hacían "bullying" por su enfermedad.