La Universidad Autónoma de Yucatán (Uady) cuenta con un fondo para el pago de pensiones de sus trabajadores que supera los mil millones de pesos, informó su director de Finanzas, Aureliano Martínez Castillo.

Durante una sesión del consejo de esa casa de estudios, el funcionario universitario destacó que el fondo permanece intacto, a fin de consolidarlo y permitir en un lapso de seis años más, contar con recursos financieros saludables.

Posteriormente, en entrevista, recordó que hace ocho años, la Uady presentaba un quebranto en esa materia, ya que sólo tenía fondos que oscilaban entre los 12 y 14 millones de pesos, lo que generaba continuos problemas financieros.

Sin embargo, en menos de una década ha logrado sumar a este fondo unos 100 millones de pesos por año, con recursos tanto del trabajador, como del gobierno federal y la propia universidad.

Detalló que el fondo de aportación era de solo cuatro por ciento, dos del trabajador y dos de la Uady, pero éste, por un acuerdo y un sacrificio del propio trabajador, aumentó a 20 por ciento, 10 del empleado y 10 de la universidad.

Destacó que otra medida que ha permitido incrementar este recurso, ha sido un cambio en el régimen de jubilaciones, que antes podía ser de 15 años de servicio y ahora es de 30 años, para aquellos que trabajan desde antes de la reforma, y los de recién ingreso, que tendrán que sumar 95 años, cantidad que comprende antigüedad y edad.

El directivo aclaró que este capital no es utilizable, porque esperarán un lapso de seis a siete años más, cuando el recurso alcance los dos mil millones de pesos y se pueda comprobar ser autosustentable.

Recordó que esa institución educativa cuenta con una planta laboral de cuatro mil trabajadores, entre académicos, administrativos, directivos y personal de confianza.

Mientras que existen unos 500 trabajadores jubilados, cuyas pensiones son pagadas con presupuesto ordinario y que representa el 12 por ciento del mismo.