México está obligado a aprovechar su "bono demográfico" integrado por más de 36 millones de jóvenes de entre 12 y 29 años de edad, coincidieron especialistas.

José Manuel Romero Coello, director del Instituto Mexicano de la Juventud (Imjuve), compartió el criterio con Max Trejo Cervantes, secretario general adjunto de la Organización Iberoamericana de la Juventud (OIJ), durante un encuentro para revisar las políticas públicas a favor del sector.

De acuerdo con un comunicado del Imjuve, los titulares de los organismos acordaron impulsar acciones dirigidas a ese segmento de la población, integrado en México por 36 millones 200 mil personas, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Planteó que ante la magnitud de esa población es indispensable aprovechar su potencial y con ello elevar el nivel de desarrollo del país. Para ello, subrayó, hacen falta políticas públicas que apoyen a los jóvenes en educación, salud, trabajo y desarrollo social.

En ese sentido el director del Imjuve reconoció el trabajo de la OIJ en diversos países y en particular en México por su compromiso y valiosas propuestas a favor de los jóvenes.

"La mejor manera de trabajar es sumando esfuerzos de aliados estratégicos, que tengan como agenda común el desarrollo de este sector", destacó Romero Coello.

Max Trejo Cervantes, Premio Nacional de la Juventud en la categoría de Aportación a la Cultura Política y a la democracia 2009, reconoció el compromiso, el impulso y la experiencia del titular del Imjuve.

La OIJ congrega a los ministerios de juventud de 21 países de la comunidad iberoamericana, entre ellos Argentina, Brasil, Cuba, España, México, Portugal y Venezuela.