Más de 100 construcciones corren peligro por un incendio forestal sin control en el condado de Santa Bárbara, reportaron hoy aquí autoridades forestales.

El incendio, que inició la tarde del lunes en un área montañosa a unos 20 kilómetros al norte de Santa Bárbara, ha destruido más de 600 hectáreas de terreno forestal y ha sido contenido solo en 10 por ciento, de acuerdo con el reporte dado a conocer este martes.

Voceros del Servicio Forestal de Estados Unidos señalaron que por altas temperaturas y fuertes vientos, el incendio conocido como White podría avivarse aun más.

El vocero del Servicio Forestal, Andrew Madsen, dijo que el siniestro se mantendrá hasta la próxima semana, cuando se podría hablar del control del mismo.

La víspera, tras el incendio, más de mil excursionistas que acampaban en el Bosque Nacional Los Padres, así como cuatro mil residentes fueron evacuados a albergues temporales.

El lunes fue día feriado y desde el fin de semana cientos de excursionistas habían acampado en esa área, pero tuvieron que suspender sus planes por los incendios.

El siniestro es combatido por más de 275 bomberos del condado, ciudades cercanas y del Servicio Forestal con ayuda de docenas de aviones y helicópteros tanque.