Grandes consorcios alemanes dejan de pagar hasta 92 mil millones de euros al fisco gracias a trucos legales, publicó hoy Der Spiegel de acuerdo a un estudio del Instituto de Investigación Económica (DIW).

De acuerdo al estudio, que comprende el lapso de 2001 a 2008, las empresas en Alemania solo pagan 21 por ciento de impuestos, mucho menos de lo que se espera, dijo el experto fiscal Stefan Bach.

La tasa fiscal que se aplicaba a las empresas era de 38 por ciento hasta 2008 y a partir de ese año cayó a 30 por ciento.

Der Spiegel comentó que la cautela con que se expresaron los expertos del DIW se debe a que los datos de que disponen para la estimación de la evasión fiscal son difusos.

Por ello presentó en su estudio el problema a grandes rasgos pero "posibilita tener una idea de cual es la dimensión que ha alcanzado la evasión fiscal" en el país europeo.

Los trucos que se usan son complejas construcciones fiscales, además de deducciones, la liberación del pago de ciertos impuestos o la aplicación de esquemas especiales para pagar menos impuestos al fisco alemán.

Añadió que a ello se suma la complejidad del derecho fiscal alemán así como poco personal en el fisco, factores que no posibilitan del todo el cumplimiento efectivo de las leyes tributarias alemanas.