Para Rusia el fin del embargo de armas de la Unión Europea (UE) a Siria no favorece la solución política y perjudica las perspectivas de una salida pacífica, señaló hoy el vicecanciller ruso Serguéi Riabkov.

La decisión de la UE de levantar el embargo de armas contra Siria y abrir el suministro de armamento a los rebeldes "contradice" las anteriores declaraciones de Europa y "refleja el doble rasero" que usan los políticos europeos, añadió.

El viceministro de Asuntos Exteriores de Rusia anotó que la UE debilitará las posibilidades de la conferencia de paz que Rusia y Estados Unidos están tratando de organizar.

La UE acordó en reunión de cancilleres la noche de este lunes no renovar el embargo de armas a Siria que vence este 31 de mayo, pero tampoco entregar algún equipo hasta el 1 de agosto.

Acordaron limitaciones a la entrega a armas para proteger a los civiles en Siria, salvaguardas para garantizar que no caen en manos de grupos yihadistas, y mantener otras sanciones impuestas al gobierno sirio.

Riabkov agregó que la decisión de los cancilleres de la UE "hace un daño directo a las perspectivas de la convocatoria de la conferencia internacional", señaló la agencia de noticias rusa Itar-Tass.

Por su parte el enviado especial ruso en la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) Aleksndr Grshko, enfatizó que es necesario rechazar los pasos que sean contrario a evitar que el conflicto sirio crezca, y eso incluye armar a la oposición siria.