Corea del Norte instó una vez más a Corea del Sur a permitir a organizaciones privadas su participación en eventos conjuntos sobre la declaración de 2000.

El llamado ocurre un día después que Corea del Sur rechazó la propuesta de Pyongyang para un evento conjunto en conmemoración del decimotercer aniversario de la declaración conjunta del 15 de junio de 2000.

"Las autoridades de Corea del Sur no tienen que preocuparse por su seguridad", destacó el portavoz en declaraciones citadas por la agencia oficial norcoreana KCNA, que sin embargo no divulgó la identidad del funcionario.

Para sentirse seguros, Corea del Sur puede enviar a los miembros del Comité para las Operaciones en la Zona Industrial de Kaesong junto con los empresarios, indicó el vocero, según un despacho de la agencia informativa Yonhap.

Para Seúl el régimen de Pyongyang muestra una postura de doble cara, proponiendo celebrar un evento conmemorativo conjunto y manteniendo su rechazo a la propuesta surcoreana de diálogos sobre el complejo industrial de Kaesong.

El 15 de junio se celebra la declaración alcanzada en la reunión cumbre de finales de 2000 entre el entonces presidente surcoreano Kim Dae-jung y el líder norcoreano Kim Jong-il, con lo cual empezó un periodo en que mejoró la cooperación bilateral a gran escala.

Desde hace dos años, la tensión de la relación entre ambas Coreas ha ido en aumento hasta alcanzar niveles ríspidos ante el reciente cierre del complejo industrial intercoreano ordenado por el régimen de Pyongyang, que Seúl exige que se reabra.