El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, dijo hoy que espera que la iniciativa para cambiar de estrategia en el combate a las drogas prospere con base en un informe de la OEA a debatirse en junio en una cumbre en este país.

El mandatario, quien en febrero de 2012 presentó la propuesta de buscar alternativas más efectivas de combate al narcotráfico, se refirió en rueda de prensa a la importancia del informe sobre la situación de las drogas en el continente elaborado por la OEA.

Dijo que será el tema central de la 43 Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) prevista del 4 al 6 de junio en Antigua Guatemala, 45 kilómetros al oeste de la capital.

Consideró que luego del debate sobre el informe en el seno de la asamblea de la OEA, la iniciativa deberá "trascender" y recibir el seguimiento correspondiente para concretar la propuesta.

Dijo que incluso se convocaría a una cumbre de jefes de Estado para continuar la discusión "que se fundamente en el estudio", entregado la semana pasada por el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, al presidente de Colombia, Juan Manuel Santos.

La elaboración del informe sobre la situación de las drogas en el Hemisferio fue un mandato otorgado a la OEA por la Cumbre de las Américas realizada en abril de 2012 en Cartagena, Colombia.

Pérez Molina estimó que el seguimiento al estudio y recomendaciones del informe debería quedar a cargo de la OEA "para evitar que se pierdan los avances alcanzados este año".

Estimó que la Organización de las Naciones Unidas u otra entidad multilateral carecería del espacio y tiempo en su respectiva agenda para impulsar la iniciativa, que tendría mayores posibilidades con la OEA.

El gobernante guatemalteco reiteró que de tomar el informe sobre las drogas la ONU "no se tendría la certeza de que siga avanzando como ha sido en la OEA. Esto debe trascender".