Los senadores del PRI, Humberto Mayans Canabal y Eviel Pérez Magaña, se congratularon por la creación de la Comisión Especial Sur-Sureste, cuyo objetivo será impulsar el bienestar de esa región, flagelada por la pobreza, la miseria y por una serie de problemas muy graves que vienen de atrás.

En la ceremonia de instalación de esta instancia legislativa, el senador por el estado de Tabasco, Mayans Canabal, manifestó que el desarrollo del país no le ha hecho justicia a dicha zona.

Al grado de que la frontera sur se ha convertido en un área "olvidada, porosa por donde entra el que quiere con lo que quiere, y sale el que quiere con lo que quiere".

Ante esta situación, dijo que uno de los principales retos que tiene el Gobierno de la República y los cuatro gobiernos estatales como: Chiapas, Campeche, Tabasco y Quintana Roo, es tomar el control de la frontera como tal, a fin de garantizar la seguridad, los derechos humanos y las libertades de la población que viven en los 23 municipios que integran la frontera sur, y de quienes transitan por la misma.

Para ello, es necesario que todas las fuerzas políticas de México trabajen junto con las autoridades federales y estatales por el bien del sur-sureste y de la frontera sur, en el marco de la pluralidad que se refleja en el Pacto por México y en todo el país, consideró el legislador priista.

En este contexto, su colega y correligionario Pérez Magaña señaló que llegó el momento en la historia de México, donde todos los partidos políticos coinciden en la lucha que se debe librar para hacer del sur-sureste una región próspera y segura.

Al respecto, el senador por el estado de Oaxaca dijo a los gobernadores de Chiapas y Oaxaca, quienes asistieron al evento, que en el Senado de la República tienen aliados comprometidos con sus entidades, que más allá de las expresiones políticas, "sabemos de la necesidad de hacer un parteaguas y responder de manera contundente a las necesidades que tenemos en esta región".