La Alianza Minera Nacional (AMN) solicitó a la Secretaría de Economía (SE) llevar hasta sus últimas consecuencias la investigación que actualmente realiza para frenar la importación de acero de Rusia y Ucrania, que genera una elusión y evasión fiscal calculada en por lo menos mil millones de pesos.

El coordinador general de la AMN, Héctor Jiménez Coronado, afirmó que en los próximos cuatro años podrían generarse 100 mil empleos adicionales a los 720 mil existentes, gracias a los 10 mil millones de pesos que piensan invertir las empresas del sector, pero también están en riesgo ante la posibilidad de que ya no quieran arriesgar su capital.

Manifestó que países como China, Corea del Sur, India, Brasil, Rusia y Ucrania exportan productos de acero a México, en condiciones dumping, con precios subsidiados o alterando las cuotas compensatorias que deben pagar.

Explicó que en el caso del acero de Rusia y Ucrania, muchos importadores mexicanos violan la Ley de Comercio Exterior al pagar cuotas compensatorias menores a las que deben cubrir, con tal de meter ese acero a México, lo cual, de acuerdo a cálculos de las mismas empresas nacionales afectadas, ya propicia un daño por elusión y evasión de impuestos por mil millones de pesos.

El dirigente de la AMN sostuvo que los trabajadores confían en la investigación que ya inició la Unidad de Prácticas Comerciales Internacionales de la Secretaría de Economía, a petición del sector empresarial, para impedir que siga la competencia desleal por parte de Rusia y Ucrania.

Al respecto, AHMSA anunció la semana pasada que está a la espera de resultados positivos de la investigación aceptada y considera que se extenderá a otros productos siderúrgicos y otros países.

Francisco Orduña Mangiola, vocero de la empresa, resaltó que después de una década de inacción, el gobierno federal comenzó a actuar frente a problemas de comercio desleal que están afectado gravemente a la economía del país.

AHMSA solicitó la sanción a importadores de placa de acero en hoja procedente de Rusia y Ucrania, quienes mediante la distorsión de contenidos eludieron pagar aranceles de 36.8 y 60.1 por ciento, respectivamente.

"Esta es la primera respuesta positiva de la Secretaría de Economía frente a la demanda del sector siderúrgico nacional, que ha venido denunciando el grave daño provocado por la creciente importación desleal de acero; hay otras denuncias en curso por elusión, dumping y subsidios que deben arrojar iguales resultados", asentó Orduña

Sostuvo que una vez concluida la investigación oficial y comprobada la evasión, igualmente deberán actuar las autoridades fiscales, para recuperar los impuestos e imponer las multas y acumulaciones que corresponda.

La Cámara Nacional de la Industria del Hierro y del Acero ha señalado que actualmente existe una sobreproducción mundial de acero por casi 320 millones de toneladas y productores de países como China, India, Rusia, Corea y otros buscan colocar sus excedentes en las economías más estables, como la mexicana.

Al hacerlo, dijo, desplazan a los productores nacionales con precios artificiales resultado de subsidios en sus países de origen, importaciones con efecto dumping o con la falsificación de contenidos para eludir cuotas, como el caso denunciado.

Cabe recordar que la Unidad de Prácticas Comerciales Internacionales de la SE anunció la semana pasada el inició de una investigación en contra de las importaciones de placa de acero desde Rusia y Ucrania.

La investigación se inició a partir de una petición directa realizada por Altos Hornos de México (AHMSA) quien considera que desde hace al menos 10 años se distorsionaron los contenidos de este producto por lo que eludieron el pago de aranceles.

De acuerdo con lo publicado en el Diario Oficial de la Federación, se hizo pública la "resolución por la que se acepta la solicitud de parte interesada y se declara el inicio de la investigación sobre elusión del pago de las cuotas compensatorias definitivas impuestas a las importaciones de placa de acero en hoja al carbono originarias de la federación de Rusia y Ucrania, independientemente del país de procedencia".

Con esta declaración se inicia una investigación formal en la que se llamarán a comparecer a diferentes empresas, nacionales y extranjeras.