Llama Ramírez Marín a campesinos a trabajar juntos

Los campesinos y el gobierno federal debemos ser aliados y trabajar juntos para lograr la transformación del campo, aseguró el titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Jorge Carlos Ramírez Marín.

Explicó que pese a que la propiedad social ocupa 52 por ciento del país, en ella se concentra la mayor pobreza, mientras que la mayor generación de riqueza se presenta en 23 ciudades del territorio nacional.

"Algo no está bien en esa lógica y eso es precisamente lo que ustedes los campesinos organizados y lo que el Gobierno desde la República tenemos que cambiar", subrayó.

Advirtió que más de mil 600 ejidos se han ido enajenando para convertirse en propiedad privada y pasar de ser de tierras productivas a terrenos para el desarrollo de vivienda que, dijo, en ningún caso beneficia a los ejidatarios.

Al participar en el Noveno Congreso Nacional de la Central Campesina Cardenista (CCC), que dirige Max Correa, Ramírez Marín, alertó que paulatinamente se ha permitido la fuga de la posesión de la tierra ejidal a manos privadas y a manos extranjeras.

Señaló que, como decía Lázaro Cárdenas, no se trata sólo de repartir la tierra, sino también de distribuir los medios para hacerla producir y, entonces, poder invertir la proporción y lograr que en 52 por ciento del territorio que es propiedad social esté la mayor parte de la riqueza del país.

Por ello, sostuvo que es imprescindible revisar la regulación relacionada con el campo, reforzar la participación de los comités de vigilancia y no permitir que sea tan fácil eliminar el derecho de un ejidatario a decidir sobre el uso que tendrá su tierra.

Estas reformas se deben hacer a tiempo, "antes de seguir perdiendo, nosotros el patrimonio de la nación, y ustedes el único patrimonio de sus familias", dijo a los integrantes de la CCC, que encabeza Max Correa.

En el acto, inaugurado por el jefe del gobierno capitalino, Miguel Angel Mancera, estuvieron presentes el secretario de Agricultura, Enrique Martínez y Martínez; el gobernador de Oaxaca, Gabino Cué; el presidente nacional del PRD, Jesús Zambrano, y líderes de diversas centrales agrarias del país.