Tras saludar la instalación del Comité Nacional de Productividad, el rector de la UNAM, José Narro Robles, advirtió que hay mucho que cambiar para lograr ese objetivo, y que "ya es tiempo de salir del marasmo, de renunciar al pesimismo e iniciar un trabajo conjunto por el progreso del país y el apoyo a la educación".

Al participar en dicha instalación, encabezada por el presidente Enrique Peña Nieto, en el salón Adolfo López Mateos, de la Residencia oficial de Los Pinos, resaltó la necesidad de dar más atención a la educación.

Señaló que se requiere de bases productivas sólidas que vayan de la mano visible del Estado, así como de la concreción de políticas sociales, industriales y redistributivas.

"Los mercados por sí solos no tienen esas capacidades, la coordinación entre gobierno, trabajadores, empresarios e instituciones de educación superior puede mucho más", subrayó el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Agregó que si México ocupa un lugar mediano entre las naciones en materia de competitividad se debe, sobre todo, a que no se le ha dado la adecuada atención a la educación.

Sin ciencia y tecnología propias, sin educación superior de calidad para la mayoría de los jóvenes, y sin esfuerzos exitosos para impulsar la inventiva y la creatividad, México no tendrá una economía realmente competitiva, advirtió.

Insistió en que "como país no hemos puesto suficiente atención a la educación de la población, no hemos ampliado con suficiencia las capacidades científicas y tecnológicas, y hemos visto que la innovación no ha ocupado, hasta ahora, un papel destacado en las políticas públicas".

Preguntó "¿cómo tener mejores capacidades productivas y competitivas cuando en materia educativa estamos lejos de vencer atrasos seculares, como los más de 30 millones de afectados por esta condición? entre ellos cinco y medio millones de analfabetos y casi ocho millones de jóvenes que no estudian ni trabajan".

Ante ese panorama, Narro Robles celebró la invitación a la UNAM para participar en el comité de la productividad, que "espero tenga el propósito de revertir la situación que nos ha rezagado respecto de países que hace apenas unos lustros tenían indicadores inferiores a los nuestros y que ahora son líderes, debido a sus políticas en favor de la educación, la ciencia y la innovación".

Agregó que sobre todo, me parece muy bien que los trabajos de este comité inicien con el reconocimiento establecido en el Plan Nacional de Desarrollo, de que la búsqueda del crecimiento económico y de la productividad son el medio para alcanzar mejores niveles de vida, superar la desigualdad y disminuir los alarmantes niveles de pobreza que nos afectan a todos.

Dijo estar convencido de que éste es un enfoque acertado, porque como la historia lo ha mostrado, el puro crecimiento de la economía no significa en automático un mejor nivel de vida para todos.

"Sólo con ello no se resuelven los problemas derivados de la mala distribución del ingreso y, por tanto, no se pueden liquidar las abismales desigualdades que padecemos desde siempre", señaló.