Inspectores de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) clausuraron un patio de almacenamiento y trituración de mineral de hierro en el puerto de Manzanillo, y aseguraron alrededor de 2 mil toneladas de material.

El delegado estatal de la Profepa, Ciro Hurtado Ramos, agregó que la clausura de esas instalaciones, ubicadas en el ejido Jalipa y propiedad de la empresa IRK International SAPI de CV, se originó por no darse cumplimiento a los términos y condicionantes establecidos en la Licencia Ambiental Única emitida por la Semarnat.

"Al levantarse el acta de inspección en materia industrial, se aseguraron precautoriamente alrededor de 2 mil toneladas de mineral grueso, así como los equipos de proceso y maquinaria para realizar las actividades de criba, trituración y separación magnética de ese mineral", explicó.

Refirió que al momento de la inspección estaba operando el patio de mineral, a pesar de no cumplir con varios términos y condicionantes para ello, por lo que los inspectores colocaron los sellos y aseguraron varios equipos y maquinaria.

"Se aseguraron tres tolvas, cuatro bandas transportadoras procedentes del área de concentración del mineral, dos tolvas de alimentación, un seleccionador o criba de alimentación, y otras tres bandas transportadoras", comentó.

Advirtió que esta inspección, "y las que se realizarán en fechas próximas a otros patios de mineral, forman parte de denuncias ambientales e inconformidades de vecinos del ejido Jalipa y zonas circundantes, que se quejan por las emisiones de polvos provenientes de estas actividades de trituración y cribado de mineral de hierro".

Recordó que la minería produce una serie de emisiones a la atmósfera en diferentes formas, principalmente en la molienda, por lo que es fundamental disponer de una instalación adecuada que evite en lo posible los escapes de polvo.

"En este y otros casos, tratándose de actividades que generan emisiones de polvos a la atmósfera, provenientes de la trituración de mineral de hierro, tendrán que cumplir con las obligaciones en la materia, para continuar con esa actividad", adelantó.

Reiteró que se seguirá aplicando una política de cero tolerancia para el cuidado de los recursos naturales y el medio ambiente, "procurando la justicia ambiental a través del estricto cumplimiento de la ley", subrayó.