El músico estadunidense Billy Joel reveló que el mayor problema que ha enfrentado en su vida no son las drogas, sino su tendencia a la depresión.

El compositor de 64 años confió que en las oportunidades que culpó al alcoholismo de sus crisis emocionales, la verdad era que padecía dicha enfermedad.

Joel en una entrevista al "The New York Times", señaló que los tres accidentes automovilísticos que sufrió antes de ingresar a terapia en 2002, se debieron a que no lograba mantenerse concentrado.

"Estaba en un estado de niebla mental, y no tenía nada que ver con el alcohol. Mi mente no estaba bien. No me concentré. Entré en una depresión profunda después del 11 de septiembre. El 9/11 me dejó sin aliento, y no sé si me he recuperado", afirmó.

Indicó que le duele que el hombre pueda hacerle eso al mismo hombre. "Y después hubo una ruptura con alguien, y me tomó un tiempo recuperarme".