Las elecciones administrativas celebradas en Italia durante el domingo y este lunes perfilan como ganador a la izquierda en las ciudades donde se votó, aunque sin haber superado al abstencionismo, según resultados parciales difundidos esta noche.

Datos del Ministerio del Interior indicaban una caída vertical en las preferencias del electorado por el Movimiento 5 Estrellas (M5S), del cómico y bloguero Beppe Grillo, que no tuvo votos suficientes para pasar al segundo turno en ninguna de las ciudades en donde se sufragó.

Con cifras presentadas a las 21:58 horas locales (19:58 GMT), en Roma se habían escrutado mil 500 de las dos mil 600 secciones electorales, y el candidato a alcalde más votado era Ignazio Marino, del centroizquierdista Partido Democrático, con 42.9 por ciento.

En segundo lugar, con 30.09 por ciento, estaba el alcalde saliente Gianni Alemanno, del derechista Partido del Pueblo de la Libertad (PDL), seguido con sólo 12.43 por ciento por el aspirante del M5S, Marcello de Vito, y por el empresario Alfio Marchi con 9.38 por ciento.

Con porcentajes mucho menores estaban los otros 15 candidatos a la alcaldía de Roma, aunque en la capital se deberá ir al segundo turno el 9 y 10 de junio, pues ninguna fuerza obtuvo el 50 por ciento de los votos para ganar en la primera ronda.

El abstencionismo alcanzó en Roma casi la mitad del padrón electoral, al sumar 47.20 de los inscritos, frente al 26.44 por ciento que registró en los comicios de 2008.

La centroizquierda iba también adelante en las ciudades de Siena, Imperia, Vicenza, Avellino, Barletta, Ancona, Lodi y Treviso, y empataba con la derecha en Brescia, aunque al parecer en todas esas urbes se deberá ir al segundo turno.

El triunfo estaba asegurado ya para la centroizquierda en primera vuelta en las ciudades de Massa, Vicenza, Pisa, Sondrio, Imola, Isernia e Iglesias.

Por su parte, el M5S sufrió una debacle nacional, sobre todo comparada con el triunfo que alcanzó en las elecciones generales de febrero pasado, cuando se consolidó como una de las principales fuerzas políticas y fue la más votada en la Cámara de diputados.

El Ministerio del Interior confirmó que en los 564 municipios en los que se votó, la afluencia fue de 62.38 por ciento de los casi 7 millones de italianos con derecho a sufragar, frente al 77.16 por ciento de los comicios administrativos precedentes.

Los resultados definitivos se esperaban para las próximas horas.