El Poder Judicial de Nuevo León entregó el Refrendo de Certificación al Centro de Mediación de esta ciudad, que en 2010 inició su labor para proporcionar a los regiomontanos un método alterno de solución pacífica a sus conflictos.

La presidenta del Tribunal Superior de Justicia del Estado, Graciela Buchanan, entregó el refrendo a la alcaldesa Margarita Arellanes Cervantes, quien señaló que este Centro de Mediación atiende en promedio mil casos mensuales.

Resaltó que se tienen proyectados abrir ocho centros de mediación en las colonias con mayor problemática, como la Independencia y Cerro de la Campana, así como la zona norponiente de la ciudad, entre otros.

El servicio que se ofrece a la comunidad en estos centros es gratuita y busca, entre otras acciones, prevenir actos de violencia derivados de conflictos vecinales y/o familiares, indicó.

"Lo que pretendemos es solucionar los conflictos que tenemos en el diario convivir y que si no los atendemos desde el nivel más próximo y más cercano al ciudadano, que es el municipio, éstos van escalando", dijo.

En el Centro de Mediación Municipal se abordan conflictos en materias comunitaria, familiar, civil y administrativos, que podrían llegar a ocasionar problemas graves como los generados por el ruido, bardas y/o la basura, entre otros.

Actualmente este centro es atendido de manera gratuita por cuatro mediadores certificados por el Poder Judicial estatal.

Las autoridades municipales destacaron que la mediación es una forma pacífica de resolver conflictos a través del diálogo entre las personas, mediante la facilitación de un tercero imparcial que ayuda a las partes a entenderse y a encontrar soluciones mutuamente satisfactorias.