Este fin de semana fueron devueltos a Zacatecas 21 reos del fuero federal, que se ampararon contra el traslado de que fueron objeto para permanecer en centros de máxima seguridad, por lo que llevarán sus procesos en esta entidad, lugar donde cometieron el ilícito de que se les acusa.

Así lo confirmó esta mañana el gobierno del estado en un comunicado de prensa, en el que da cuenta de la llegada de los 21 internos federales, considerados de alta peligrosidad, al Centro Regional de Reinserción Social (Cerereso) varonil de Cieneguillas, pese a que éste es considerado de "media a baja" seguridad.

El documento oficial señala que los reos arribaron al estado, vía aérea, a las 04:20 horas, de este sábado, procedentes de los centros de máxima seguridad de Ciudad Juárez, Hermosillo, Monclova y El Altiplano, por mandamiento del Juzgado Segundo de Distrito.

De acuerdo con la información proporcionada, los internos estuvieron "custodiados por personal de Seguridad Penitenciaria Federal, dependientes del órgano administrativo desconcentrado de Prevención y Readaptación Social de la Secretaría de Gobernación, a efecto de dar cumplimiento a la demanda de amparo otorgada a favor de los internos por el Juzgado Segundo de Distrito".

El contingente llegó al Aeropuerto Internacional General Leobardo C. Ruiz, en Calera, y lo recibió la Policía Estatal Preventiva, Unidad de Traslados de la Dirección General de Prevención y Reinserción Social y de la Policía Federal, coordinados por el General Gilberto Gutiérrez de Ávila, director general de la Policía Estatal Preventiva.

El comunicado agrega que los 21 internos fueron ingresados al Cerereso de Cieneguillas a las 05:30 horas, donde permanecerán "a efecto de que continúen con su proceso penal, en el lugar donde cometieron el delito del que se les acusa, a pesar de que las medidas de seguridad de dicho centro están consideradas de mediana a baja".

Añade el texto que "es importante mencionar que el Gobierno Federal ha emprendido un programa de despresurización de los penales estatales de los reos federales procesados y sentenciados, a efecto de evitar problemas como riñas y motines que pudieran incidir por la alta población en los mismos".

Actualmente se cuenta con centros federales de máxima seguridad en Papantla, Veracruz; Huimanguillo, Tabasco; Guasave, Sinaloa; Hermosillo, Sonora; Ciudad Juárez, Chihuahua; Monclova, Coahuila; Ocampo, Guanajuato; y Oaxaca, así como ampliaciones en la colonia Penal Federal de Islas Marías", alude el documento.

Además remata que "se tiene contemplada la apertura de centros federales de máxima seguridad en los estados de Durango, Morelos y Chiapas y la ampliación en Villa Aldama, Veracruz. Los ya existentes cuentan con medidas de seguridad y programas apropiados para los internos, además de la capacidad para su estadía en esos lugares".

Es de recordar que el año pasado el gobierno estatal realizó varios traslados de reos federales, considerados de alta peligrosidad, a penales de máxima seguridad, derivado de los enfrentamientos que al interior de Cieneguillas tuvieron lugar entre bandas antagónicas, varios de esas peleas derivaron en la muerte de internos.