El titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Luis Videgaray Caso, delineó cuatro ejes que se propondrán en el proceso de consulta para democratizar la productividad en México.

Durante la Instalación del Comité Nacional de Productividad, que estará integrado por el gobierno federal y representantes de patrones, trabajadores y academia, dijo que el primero es mover los recursos hacia donde son más productivos, lo cual tiene que ver con establecer nuevas reglas para incentivar la formalidad y el acceso a crédito.

Otro de los ejes es fortalecer el ambiente de negocios, así como elevar la productividad al interior de las empresas, para lo cual se necesita invertir en capital humano y en ciencia y tecnología.

El funcionario precisó que último eje es cerrar la brecha en productividad en el país, para lo cual se propone mejorar en la materia de manera consistente y permanente en todas las regiones y sectores del país.

Así, expuso, "el secretario del Trabajo y un servidor queremos proponer a este Comité que sea el centro, que sea la instancia principal, para el coordinación y la redacción del Programa Especial para la Democratización de la Productividad que se desprende del Plan Nacional de Desarrollo".

Ante el presidente Enrique Peña Nieto y representantes de los sectores académico, empresarial y sindical del país, Videgaray Caso recordó que a más tardar el próximo 30 de agosto se publicará el Programa Especial para la Democratización de la Productividad.

Durante su participación, explicó que la productividad de las empresas que operan en la informalidad es de la mitad de lo que generan las empresas formales, por lo que la dependencia que encabeza trabajará en el primer eje de manera conjunta con la Secretaría del Trabajo y migrar la actividad económica de la informalidad a la formalidad.

Es preciso establecer nuevas reglas en el sistema económico mexicano que incentiven la formalidad, por lo que es importante delinear los objetivos para crear el sistema de seguridad social universal, además de los diversos planes sociales y la reforma hacendaria que, de acuerdo con el Pacto Por México, se presentará en el segundo semestre del año.

En ese sentido, explicó el titular de la SHCP, es importante mover los recursos hacia donde son más productivos, en México implica que haya más crédito y que este sea más barato, como lo propone la reforma financiera.

Refirió que el problema del crédito bancario es la existencia de una "gran asimetría" que existe en el acceso al financiamiento entre las empresas grandes y las pequeñas y medianas.

Las compañías que tienen más de 251 empleados reciben casi 30 por ciento del crédito bancario, en tanto que las que cuentan con 10 empleados o menos apenas 4.0 por ciento obtiene un crédito, por lo que la reforma financiera es un instrumento para democratizar la productividad, destacó.

Videgaray Caso precisó que otro de los ejes es el fortalecimiento del ambiente de negocios para mejorar la productividad y uno de los elementos esenciales es la intensidad de la competencia, "de ahí la importancia de la reforma constitucional en materia de competencia económica y telecomunicaciones"

Detalló que una pequeña empresa puede mejorar su productividad si tiene un mejor y más barato acceso a las telecomunicaciones, y que de acuerdo con un estudio el costo de la telefonía en el país, "por lo menos hace un par de años, se ubicó en más del doble respecto a países como Turquía o Estados Unidos".

"Si queremos democratizar la productividad, tenemos que intensificar la competencia, particularmente en beneficio de las pequeñas y medianas empresas", insistió.

El titular de la SHCP precisó que otro de los ejes señalados es elevar la productividad al interior de las empresas, lo que significa invertir en capital humano y en ciencia y tecnología.

Aunque reconoció la poca inversión que se destina a esos rubros, el funcionario recordó que una de las metas es elevar la inversión en ciencia y tecnología a un punto porcentual del Producto Interno Bruto (PIB).

"Si queremos democratizar la productividad tenemos que invertir en ciencia y tecnología, particularmente en esfuerzos que involucren a las pequeñas y medianas empresas".

El último de los ejes para democratizar la productividad es cerrar las brechas que existen en el país, sobre todo la regional.

Explicó que el diferencial entre las 10 entidades del país más productivas con las 10 menos productivas es "francamente grave", y que los estados que registran menos productividad son lo que tienen mayor informalidad y 62 por ciento de su población está en la pobreza.