La caseta de Palmillas cerrará para evitar congestionamiento vial mientras limpian la carretera Querétaro-México, en el tramo donde ayer hubo un deslave que costo la vida a siete personas, informó el director del Centro SCT, Juan Gerardo Vázquez.

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Caminos y Puentes Federales (Capufe) y la Policía Federal tomaron la decisión del cierre para agilizar los trabajos de limpieza de piedra y lodo, a partir del deslave de ayer a la altura de Tepeji del Río, Hidalgo.

Aunque el cierre podría ser de alrededor de cinco horas, no se tiene una idea exacta de cuándo se reabrirá la caseta, porque dependerá del avance de los trabajos en la zona donde perdieron la vida siete personas.

Los trabajos se centran en el kilómetro 70, pero la afectación por la carga vehicular es de otros 20 kilómetros de la carretera y desde el kilómetro 91 se enfrenta un fuerte congestionamiento con dirección al Distrito Federal.

El cierre de la caseta pretende disminuir el flujo vehicular, al desviar a los vehículos por el Circuito Mexiquense, en el kilómetro 84 o por la libre Atlacomulco-Toluca.