La Corte Suprema de Justicia de Nicaragua emitió una sentencia "jurídicamente correcta" al habilitar la reelección del presidente Daniel Ortega y está fuera de discusión la limitación del número de mandatos, afirmó el magistrado Rafael Solís.

La sentencia "quedo firme" por una resolución de la Corte Suprema en pleno debido porque un artículo constitucional, que prohibía la reelección continúa y por mas de dos períodos, "contradecía el principio de igualdad jurídica", indicó a Notimex.

El magistrado judicial respondió así a las criticas del presidente de Human Rights Foundation, Thor Halvorssen, a la reelección presidencial por tiempo indefinido mediante una resolución del máximo tribunal de justicia de Nicaragua en 2009.

Con la ratificación en Corte plena, la sentencia "quedó para todo el mundo y para todos los tiempos", explicó.

El organismo, con sede en Nueva York, Estados Unidos, en el diario español El País, fustigó el ejercicio similar a "la alquimia constitucional" de la Corte nicaragüense que habilitó a Ortega a un segundo mandato continúo, prohibido en la Carta Magna.

En América Latina, dijo el magistrado Solís, "hay una tendencia que permite la reelección " y "no veo que afecte la democracia (...) la población es quien decide" en los comicios.

En cuanto a una eventual delimitación de los períodos para ejercer el mandato, Rafael Solís dijo que no tenía una posición "no me he puesto a pensar que sea indefinida (el ejercicio del poder) o se ponga limites a varios períodos".

"Es algo que podría discutirse, hasta cuantas veces se puede dejar la reelección" siguiendo ejemplos de los países del Continente, agregó.

El presidente Daniel Ortega ganó las elecciones en 2011 con el 60 por ciento de los votos válidos y gobernará el país por cuatro años.

En 2006, el líder del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) recuperó el poder en las urnas electorales después de 16 años de ejercer oposición y varios fallidos intentos.