Autoridades antidrogas de Panamá, con apoyo de Estados Unidos, decomisaron dos mil 717 kilogramos de cocaína y dos kilogramos de mariguana, en el mayor decomiso de estupefacientes en 2013, informaron hoy fuentes oficiales.

El director de Operaciones del Servicio Aeronaval (Senan), Nonato López, informó en rueda de prensa que la operación "Santísima Trinidad" se desarrolló en la noche del sábado y la madrugada del domingo pasados en aguas nacionales del Caribe.

Señaló que un avión de patrullaje marítimo de Estados Unidos, con un oficial panameño a bordo como parte de un acuerdo bilateral antidrogas, reportó que una lancha se desplazaba de manera sospechosa en el sector de El Porvenir, a dos millas de la costa.

Dos patrulleras panameñas fueron enviadas al sitio para perseguir a la lancha, aunque sus cinco ocupantes -ante disparos de advertencia del Senan- decidieron encallar la nave en el sector de Boca de Diablo, en la comarca indígena de Guna Yala.

"Los ocupantes se internaron en la selva y se dieron a la fuga", mencionó López.

Precisó que en la embarcación, de unos 12 metros de largo y con tres motores fuera de borda, fueron hallados empacados en 108 bultos dos mil 717 kilogramos de cocaína y dos kilogramos de mariguana, además de una pistola, radios de telecomunicación y alimentos.

López indicó que según la ruta que seguían los supuestos narcotraficantes, el cargamento se dirigía hacia algún país centroamericano, con el fin de luego seguir a su destino final en Estados Unidos o Europa.

El fiscal antidrogas, Javier Caraballo, indicó que este año las incautaciones de droga ascienden a unas 13 toneladas, en su mayor parte cocaína, mientras el año pasado los decomisos sumaron unas 35 toneladas.

Caraballo confirmó a Notimex que la "operación Santísima Trinidad" resultó en el mayor decomiso de cocaína de este año.

Tan sólo el Senan ha incautado este año 10.8 toneladas, de ellas 10.1 toneladas del alcaloide.

La semana pasada las autoridades anunciaron el decomiso de casi dos toneladas de estupefacientes en el sector atlántico del país.

López indicó que, como parte de acuerdos internacionales, existe colaboración de varios países para intercambiar información sobre el tráfico en el Caribe a través de la llamada "Operación Martillo", lanzada desde el año pasado.

"Nos estamos tratando de blindar para impedir el trasiego", declaró López.