La ley reglamentaria en materia de competitividad debe permitir que la economía dé un golpe de timón y el país crezca más, afirmó el presidente de la Comisión de Competitividad en la Cámara de Diputados, Adolfo Orive Bellinger.

Al explicar que esa legislación secundaria regiría la reforma constitucional a los Artículos 25 y 26, que se aprobó en diciembre, el diputado del Partido del Trabajo (PT) recordó que dicha comisión legislativa iniciará esta semana sus trabajos para elaborar dicha ley.

El Comité Nacional de Productividad que tomó protesta este lunes está integrado por empresarios, trabajadores y académicos, "con el objetivo de contribuir a democratizar la productividad".

Orive Bellinger inauguró en el Palacio Legislativo de San Lázaro el primer Foro Nacional sobre Política Industrial "México frente a la tercera revolución industrial: Cómo relanzar el proyecto industrial de México en el siglo XXI".

Ante empresarios, funcionarios, expertos y legisladores aseveró que la maquinaria para impulsar la productividad en el país "está echada a andar".

El también integrante de la comisión ordinaria de Economía y la especial de Industria Automotriz y del Acero destacó que los legisladores quieren elaborar una ley reglamentaria, "que permita que efectivamente la economía mexicana dé un golpe de timón".

Se pretende superar el decrecimiento anual de 0.7 por ciento en la productividad que ha registrado el país, y alcanzar un crecimiento de 2.4 por ciento, como el que tiene Corea desde hace 30 años.

Recordó que el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, ha dicho que si el país crece a partir de ahora en términos de productividad a una tasa de 2.4 por ciento, el número de pobres bajaría de 46 por ciento, en la actualidad, a 6.4 por ciento.

"Esa es la tarea que tenemos ahora en la Comisión de Competitividad empresarios, trabajadores, intelectuales y especialistas, para poder cambiarle el rumbo a nuestra economía", expuso el legislador petista.

Recordó que el jueves entregó a los integrantes de Comisión de Competitividad un documento con 10 principios rectores sobre la elaboración de la ley reglamentaria de los artículos 25 y 26 de la Constitución, para su estudio y discusión.

Esos artículos fueron reformados en diciembre por el Congreso de la Unión y avalados por las legislaturas estatales, para incluir la competitividad entre los principios constitucionales que rigen la rectoría del Estado en el desarrollo económico y la vincula a la aplicación de una política de desarrollo industrial.